Agua potable y portátil

El uso de camiones cisterna para abastecer de agua a la decena de municipios de la provincia zamorana con problemas de contaminación por cloruros, floruros, nitratos o arsénicos tiene los días contados. La Diputación ha desarrollado en colaboración con una empresa zamorana una solución innovadora que permite instalar plantas potabilizadoras portátiles a modo de fuentes públicas allí donde sea necesario. Aunque de forma provisional, el problema se soluciona y se puede prescindir así de los camiones cisterna.

 

agua-potable-zamora--644x362

«Brindis» de las autoridades en la nueva potabilizadora instalada en Gallegos del Pan

El presidente de la Diputación, Fernando Martínez Maillo, presentó una de estas instalaciones en la plaza de Gallegos del Pan. Acompañado por el alcalde del pueblo, Álvaro Martín; el diputado de Medio Ambiente, José Ángel Ruiz, y el diputado de la zona José Luis Prieto, Martínez Maillo recordó que la Institución provincial lleva trabajando varios meses en este «proyecto pionero» pensado para atajar problemas puntuales de contaminación.

El equipo funciona de forma automática, y los usuarios sólo tienen que pulsar un botón para disponer de agua pura y sin contaminantes. Actúan como fuentes de consumo, dado que se enganchan a la red municipal y proporcionan agua potable en cualquier momento del día, con un caudal de agua potabilizada de 3.000 a 5.000 litros diarios.

Más barata

Martínez Maillo incidió en el carácter provisional y temporal del sistema, «hasta que se solucione el problema con la instalación de plantas potabilizadoras permanentes» y recordó que sólo se precisa acudir a esta fuente para recoger el agua para beber, o puntualmente para cocinar.

En estos momentos ya funcionan otras tres plantas móviles más en Moreruela de los Infanzones, Pobladura de Valderaduey y Villamayor de Campos. En estos días se activarán al menos dos en Moraleja del Vino, ya que cada fuente permite abastecer a una población de 500 habitantes……

Ver artículo completo en ABC