Agua limpia en 500 municipios

Uno de los mayores problemas que enfrenta el sistema de salud nacional, es la existencia de al menos 500 municipios donde no se cuenta con agua potable ni drenaje. En esos lugares habitan al menos tres millones de mexicanos considerados los pobres de los pobres. El problema es que estas personas son blanco de enfermedades que deberían estar erradicadas.

 

problemas_agua_mexicoAgua limpia en 500 municipios.

 

Uno de los mayores problemas que enfrenta el sistema de salud nacional, es la existencia de al menos 500 municipios donde no se cuenta con agua potable ni drenaje. En esos lugares habitan al menos tres millones de mexicanos considerados los pobres de los pobres.

El problema es que a estas personas, a estos mexicanos donde en muchas ocasiones sus usos y costumbres les impiden asumir conductas o recursos sanitarios, son blanco de enfermedades que deberían estar erradicadas, como el cólera y otras infecciosas transmisibles por el consumo de agua contaminada o falta de higiene. Enfermedades que se vuelven recurrentes y difíciles de erradicar causando bajas entre la población, como ocurrió en la Huasteca a finales del año pasado.

Salud, un derecho constitucional

Es en ese entorno donde la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) tomó la decisión de aplicar medidas permanentes que garanticen la dotación de agua potable a las comunidades mediante la instalación de dispositivos de cloración prolongada en tinacos que dan abasto a la gente, con lo cual se han logrado avances aunque aún falta alcanzar el 100 por ciento de los 500 municipios objetivo y que se ubican principalmente en Hidalgo, Oaxaca y Guerrero. Pero además y precisamente para mejorar la salud de la población, la propia Cofepris ha mejorado sus métodos de certificación de medicamentos a fin de liberar cada vez más genéricos a grado tal que el mercado ya es cooptado en 84 por ciento de este tipo de fármacos, cuyo costo es sensiblemente menor que los de patente o de nueva generación, lo cual beneficia a quienes no tienen para adquirir estos últimos. El compromiso es que la propia Comisión garantice mediante certificación que los genéricos tienen el mismo efecto curativo que los de patente y para eso se mantiene una vigilancia permanente incluso a nivel médico para que ellos, los facultativos informen acerca de la efectividad de las medicinas; en caso de falla, se suspende el fármaco.

Decomisos de fármacos

Tan es así que apenas hace unas semanas fueron incautadas 200 toneladas de fármacos que no cumplían las especificaciones y con ello retirados los permisos a las empresas o laboratorios que los elaboraban o comercializaban, y que estaban ubicados principalmente en Jalisco.

El tema da para mucho más, pero aquí lo importante es que no por ser pobre o de bajos ingresos y adquirir un medicamento genérico, se tenga un fármaco con características curativas de segunda. Entonces, habrá que estar vigilante y si a usted no le hace efecto un producto aparentemente igual a uno de patente, denuncie, es su derecho adquirir un producto de primera calidad.

Dicen en Cofepris que se actuará con energía, que ahí no se protege a nadie ni se impone el poder del dinero, las influencias o el amiguismo; usted es quien puede comprobarlo con su denuncia, sobre todo porque el derecho a la salud es constitucional.

Uno más Uno