Agua de calidad para 615.000 castellanos y leoneses que viven en casi mil pueblos

El Gobierno que preside Juan Vicente Herrera ya ofrece agua de calidad a más de 615.000 castellanos y leoneses que viven en casi mil pueblos, gracias al sistema de abastecimiento mancomunado. Así lo destacó el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, que visitó la nueva conexión de la localidad vallisoletana de Matapozuelos, junto al presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero.

 

image_content_medium_1520552_20140211214712Visita a la nueva conexión de abastecimiento de Matapozuelos

 

Al respecto, explicó que este sistema eficiente, que nuestra Comunidad cuenta con 53, es la principal apuesta del Ejecutivo autonómico, en esta materia, ya que ofrece «una reducción de costes a las administraciones y al bolsillo» de los ciudadanos.

Antonio Silván señaló que este proyecto se inscribe en la política de «todos a una», con el objetivo de sumar recursos públicos, esfuerzos y voluntades con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Por ello, puso como ejemplo la conexión de Matapozuelos al sistema mancomunado de abastecimiento «Tierras del Adaja», que garantiza la «calidad» y «cantidad» de agua a la localidad que había sufrido problemas de contaminación por arsénico.

El responsable regional de la cartera de Fomento y Medio afirmó que las obras de mejora de la red de abastecimiento, que culmina el sistema mancomunado de la zona con casi 17.000 metros de conexiones y una población equivalente atendida de 42.760 habitantes. La inversión asciende a 180.223 euros, de los que la Junta ha aportado, además de la dirección de la obra, 118.659 euros, mientras la Diputación ha destinado, a través de planes provinciales, 58.486 euros y el Ayuntamiento, los 3.078 euros restantes.

El Consistorio vallisoletano ha destinado los módulos de inversión de planes provinciales de 2012 y 2013 a completar y mejorar la red de abastecimiento de agua del municipio, lo que ha supuesto una inversión total de 36.236 euros, de los que 34.425 euros han sido aportados por la Diputación Provincial. Todo ello hace que la inversión total realizada para garantizar tanto la calidad del agua, como su abastecimiento, supere los 216.000 euros.

Leer artículo completo en diario LA RAZÓN