2.000 millones al año se pierden con las fugas de agua en las ciudades

Los últimos datos del INE indican que en las ciudades se pierde una cuarta parte del agua que se les suministra anualmente, unos 1.133 hectómetros cúbicos. Con un precio medio de 1,71 euros por meto cúbico, el coste asociado es de 1.937 millones. La industria y la agricultura pierden todavía más. Es frecuente que los titulares de prensa -como el de este artículo-, se fijen en la cantidad de agua que se pierde en las redes de distribución de las poblaciones. Es fácil señalar lo que a primera vista parece un dispendio imperdonable, pero la verdad, una vez que se rasca la superficie, muestra una faz diferente.

 

fugasFuga de agua

 

El agua que se pierde en las ciudades apenas llega al 3,5 por ciento del agua total suministrada. La gran mayoría de las pérdidas, el 96,5 por ciento restante, se produce en los usos industriales y, sobre todo, en la agricultura, con costes muy dispares.

Así se desprende de un reciente informe de la Fundación Aquae y el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, denominado La eficiencia en los sistemas de distribución: revisión sobre la gestión del agua no registrada, “el primer análisis no académico sobre la materia desde la década de 1960”, en palabras de Ángel Simón, presidente de la Fundación.

España consume anualmente unos 31.000 hectómetros cúbicos de agua. De ese volumen, tan sólo un 18 por ciento corresponde a las ciudades y pueblos, mientras que un 21 por ciento satisface las necesidades de la industria y un 60 por ciento se destina a la agricultura.

Leer artículo completo en diario EL ECONOMISTA