US$500 millones para agua potable y emergencias

El Gobierno de Nicaragua dispone desde este miércoles de más de US$500 millones para echar a andar –en una primera fase– la ampliación del servicio de agua potable en 19 ciudades, y para atender situaciones de emergencia ante eventuales desastres naturales. El Legislativo nicaragüense aprobó unánimemente este miércoles tres préstamos.

 

639x360_1394683353_fachada Asamblea Nacional  osLos diputados aprobaron ayer préstamos y donaciones por un monto superior a los US$500 millones, para agua y un fondo de emergencias ante desastres.

 

El Gobierno de Nicaragua dispone desde este miércoles de más de US$500 millones para echar a andar –en una primera fase– la ampliación del servicio de agua potable en 19 ciudades, y para atender situaciones de emergencia ante eventuales desastres naturales.

El Legislativo nicaragüense aprobó unánimemente este miércoles tres préstamos.

Uno es con el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, por US$186 millones; el segundo es con el Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE, por US$100.1 millones; y un último empréstito es con el Banco Europeo de Inversiones, BEI, por US$73 millones.

El primer decreto de préstamo aprobado ayer fue suscrito entre el Gobierno y el BID. El dinero se utilizará como un fondo de emergencia ante eventuales desastres naturales, dijo el diputado Wálmaro Gutiérrez, presidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto, de la Asamblea Nacional.

“Esos recursos son muy importantes porque a la hora de un desastre natural severo tenemos una línea contingente de recursos para atender de primera mano a las personas, a los damnificados, a los que necesitan ese apoyo solidario cuando están prácticamente con una mano atrás y otra adelante”, señaló Gutiérrez.

En las justificaciones del préstamo, el Ejecutivo señala que Nicaragua ocupa el segundo lugar entre los países del mundo más afectados por los huracanes y tormentas tropicales. Argumenta también que desde 1970 hasta el 2012 este país ha sido afectado por 51 desastres de mayor escala, los cuales han perjudicado a alrededor de 4 millones de nicaragüenses y han causado pérdidas económicas directas por US$3,500 millones.

U$$322 millones para agua

Los otros dos préstamos aprobados ayer por los diputados servirán para ampliar el servicio de agua potable en 19 ciudades, de las cuales en 11 se construirán nuevas infraestructuras para el alcantarillado sanitario.

A los dos préstamos aprobados se les suman US$85.6 millones donados por la Agencia Española para la Cooperación Internacional, AECID, y US$60 millones otorgados por la por Inversión de América Latina, además de una contrapartida del Gobierno por el orden de US$3.4 millones.

Según el diputado José Figueroa, vicepresidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto, del Legislativo, el proyecto beneficiará a más de un millón de nicaragüense que vive en los 19 municipios beneficiados, los cuales están ubicados en la zona del corredor seco.

Las ciudades beneficiadas

Entre las ciudades beneficiadas con esta primera fase del proyecto, están: Camoapa, Chichigalpa, Masaya, Nandaime Cárdenas, Acoyapa, Santo Tomás, La Trinidad, Malpaisillo, Managua, Nueva Guinea, El Rama, Rivas, Puerto Cabezas, Jalapa y Bluefields.

El proyecto

El diputado José Figueroa dijo que con una parte de los US$322 millones se instalarán 45 mil nuevas conexiones domiciliares de agua potable en 19 municipios, y que al culminar el proyecto en cinco años se tendrá una cobertura del 60% en el servicio de agua potable a nivel nacional.

Este primer proyecto, con un costo de US$322 millones, forma parte del “Programa Integral Sectorial de Agua y Saneamiento Humano”, con el cual se pretende aumentar el servicio de agua potable en todo el país en un 80% para el 2030.

El Nuevo Diario