Peña Nieto pide uso responsable del agua

El Pre­si­den­te En­ri­que Pe­ña Nie­to ins­tru­yó al di­rec­tor de la Co­mi­sión Na­cio­nal del Agua (Co­na­gua), Da­vid Ko­ren­feld, a ase­gu­rar que en la re­vi­sión a la Ley de Aguas se ga­ran­ti­ce “el buen fun­cio­na­mien­to de las plan­tas de tra­ta­mien­to y que real­men­te nos con­vir­ta­mos en un país re­fe­ren­te y mo­de­lo del res­pe­to que ha­ce­mos a nues­tro me­dio am­bien­te”.

7054ae85-ebdd-4143-bd27-f0dcb369c1d7

Peña Nieto pide uso responsable del agua.

 

El Pre­si­den­te En­ri­que Pe­ña Nie­to ins­tru­yó al di­rec­tor de la Co­mi­sión Na­cio­nal del Agua (Co­na­gua), Da­vid Ko­ren­feld, a ase­gu­rar que en la re­vi­sión a la Ley de Aguas se ga­ran­ti­ce “el buen fun­cio­na­mien­to de las plan­tas de tra­ta­mien­to y que real­men­te nos con­vir­ta­mos en un país re­fe­ren­te y mo­de­lo del res­pe­to que ha­ce­mos a nues­tro me­dio am­bien­te”.

Du­ran­te la en­tre­ga de la re­ha­bi­li­ta­ción y mo­der­ni­za­ción de la plan­ta de tra­ta­mien­to de aguas re­si­dua­les El Cres­tón, su­bra­yó la ne­ce­si­dad de ase­gu­rar, a tra­vés de me­ca­nis­mos le­ga­les, la de­bi­da ope­ra­ción de las plan­tas de tra­ta­mien­to, a fin de “que ten­gan via­bi­li­dad pa­ra su buen uso, su bue­na ope­ra­ción y que real­men­te cum­plan con el ob­je­ti­vo pa­ra el que son cons­trui­das”.

Por­que, re­fi­rió, ocu­rre que mu­chas ve­ces se inau­gu­ran es­te ti­po de plan­tas y de­jan de ope­rar, por­que el cos­to de ope­ra­ción es in­via­ble o sim­ple­men­te por­que no hay una ade­cua­da ad­mi­nis­tra­ción.

Des­ta­có que es im­por­tan­te te­ner plan­tas de tra­ta­mien­to, ya sea pa­ra des­car­gas lim­pias al agua, al mar o a otros va­sos de agua, pa­ra reu­so, uso in­dus­trial, o rie­go, cual­quie­ra que sea el des­ti­no del agua tra­ta­da, es ac­tuar con res­pon­sa­bi­li­dad.

En su quin­ta gi­ra de tra­ba­jo por Si­na­loa en lo que va de su go­bier­no, el Je­fe del Eje­cu­ti­vo ase­gu­ró tam­bién que con­ti­nua­rá su re­co­rri­do en to­do el país, pa­ra en­con­trar­se con la re­pre­sen­ta­ción de la so­cie­dad me­xi­ca­na, a fin de dar a co­no­cer lo que el go­bier­no de la Re­pú­bli­ca vie­ne ha­cien­do en to­das las re­gio­nes, en un pro­pó­si­to: im­pul­sar el de­sa­rro­llo en to­do el te­rri­to­rio na­cio­nal.

“Que no sea pri­vi­le­gio de unos cuan­tos, ni de unas cuan­tas re­gio­nes del país, si­no que real­men­te el de­sa­rro­llo sea ar­mó­ni­co y nos per­mi­ta real­men­te que las par­tes más re­za­ga­das hoy ubi­ca­das en el su­res­te de nues­tro país y otras con ma­yor de­sa­rro­llo, po­da­mos po­ten­ciar un cre­ci­mien­to ar­mó­ni­co, ho­mo­gé­neo y que real­men­te es­to de­pa­re con­di­cio­nes de un me­jor por­ve­nir a to­dos los me­xi­ca­nos”, ase­gu­ró.

Es cier­to que las re­for­mas que fue­ron im­pul­sa­das el año pa­sa­do, que hoy el Con­gre­so es­tá tra­ba­jan­do en lo que es su le­gis­la­ción se­cun­da­ria, son de­to­nan­tes de cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, de ma­yor de­sa­rro­llo y pro­gre­so pa­ra to­da la na­ción, agre­gó.

Y es­to es al­go que es­ta­re­mos tes­ti­mo­nian­do en el tiem­po, au­gu­ró, pe­ro ya des­de aho­ra “es­ta­mos apre­cian­do avan­ces, obras y ac­cio­nes que son pa­ra be­ne­fi­cio de to­dos los me­xi­ca­nos y muy par­ti­cu­lar­men­te en es­ta vi­si­ta, pa­ra be­ne­fi­cio de to­dos los si­na­loen­ses”.

Re­fren­dó el com­pro­mi­so del go­bier­no de la Re­pú­bli­ca de con­ti­nuar tra­ba­jan­do en di­ver­sas obras pa­ra el Es­ta­do, en­tre ellas el li­bra­mien­to de Ma­za­tlán, con una in­ver­sión de más de mil mi­llo­nes de pe­sos. Tam­bién men­cio­nó que se va a mo­der­ni­zar la ca­rre­te­ra in­te­rre­gio­nal en­tre Si­na­loa y Chi­hua­hua, de Cu­lia­cán a Pa­rral, cu­yo cos­to se es­ti­ma en más de 1,400 mi­llo­nes de pe­sos.

Y por ser Si­na­loa un Es­ta­do pro­duc­tor de ali­men­tos, no só­lo pa­ra los si­na­loen­ses, si­no pa­ra to­dos los me­xi­ca­nos, re­fi­rió dos com­pro­mi­sos: La Pre­sa San­ta Ma­ría, que de­man­da­rá una in­ver­sión su­pe­rior a los seis mil mi­llo­nes de pe­sos, y el le­van­ta­mien­to de bor­dos en uno de los ca­na­les de rie­go más im­por­tan­tes, que es el Ca­nal Hu­ma­ya, con una in­ver­sión cer­ca­na a los mil mi­llo­nes de pe­sos.

Al ini­ciar su dis­cur­so, el Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca ex­pre­só su be­ne­plá­ci­to por la pre­sen­cia en el pre­sí­dium del si­na­loen­se Da­vid Ló­pez Gu­tié­rrez, di­rec­tor ge­ne­ral de Co­mu­ni­ca­ción So­cial de la Pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca, quien tie­ne am­plias pre­fe­ren­cias pa­ra ser el pró­xi­mo go­ber­na­dor de la en­ti­dad.

“A mí me da mu­cho gus­to que aquí es­tá Da­vid Ló­pez, quien es si­na­loen­se, po­cas ve­ces ocu­pa el pre­sí­dium. El es el coor­di­na­dor de Pren­sa, po­cas ve­ces tie­ne lu­gar en los pre­sí­diums, pe­ro me ha­ce fa­vor de apo­yar. Y creo que ca­da vez que vie­ne, se­ñor go­ber­na­dor, aquí, los po­lí­ti­cos si­na­loen­ses se in­quie­tan mu­cho, pe­ro no hay ra­zón pa­ra ello”, di­jo al man­da­ta­rio es­ta­tal, Ma­rio Ló­pez Val­dez.

“No de­be ha­ber ra­zón, por­que Da­vid es­tá en lo su­yo, tra­ba­jan­do en la Co­mu­ni­ca­ción So­cial y apo­yan­do al Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca. Pe­ro nun­ca ma­tes es­pe­ran­za al­gu­na mi que­ri­dí­si­mo go­ber­na­dor”, re­ma­tó Pe­ña Nie­to.

La Prensa