No se ha encontrado agua en Marte

Sólo tenemos indicios indirectos de su presencia: huellas de erosión fluvial, procesos sedimentarios, minerales hidratados, hielo en el suelo y el subsuelo, marcas de escorrentía y, ahora, sales hidratadas

 

1445268361_339758_1445268479_noticia_normalMarcas oscuras como las que se observan en el cráter Hale, en Marte, podrían ser indicios de flujos de agua en estado liquido en ese planeta, según la NASA. / NASA/JPL-CALTECH/UNIV. OF ARIZONA

Marte es frío y seco… y salado. El anuncio del descubrimiento de sales hidratadas sobre la superficie de Marte ha vuelto a desatar todo tipo de conjeturas acerca de la posibilidad de que exista agua líquida, e incluso vida microbiana, en nuestro planeta vecino. Y han regresado viejas controversias sobre la originalidad y relevancia de este tipo de descubrimientos. ¿Por qué es importante haber identificado sales en Marte? ¿Qué historia nos cuentan esas sales?

Sería conveniente empezar subrayando que todavía no se ha encontrado agua líquida sobre la superficie marciana. Nunca en toda la historia de la exploración robótica de Marte, que va a alcanzar pronto las cinco décadas, se ha conseguido identificar agua líquida de modo directo. Sólo tenemos indicios indirectos de su presencia: huellas de erosión fluvial, procesos sedimentarios, minerales hidratados, hielo en el suelo y el subsuelo, marcas de escorrentía y, ahora, sales hidratadas. Pero nunca hemos visto ni una sola gota de agua líquida sobre la superficie de Marte; si acaso, tal vez, una pequeña gota condensada en una de las patas de la sonda Phoenixen 2008, y este extremo es aún objeto de discusión y controversia entre la comunidad científica. Aparte de esta (remota) posibilidad, no hemos observado agua líquida sobre Marte hasta la fecha.

Un rápido repaso histórico sirve para revisar las diferentes pruebas indirectas que se han ido acumulando acerca de la existencia de agua en Marte: desde los viejos valles fluviales y líneas de costa fotografiados por las sondas Mariner y Viking en los años 70, hasta la identificación de antiguas torrenteras y lagos por el rover Curiosityhace un par de años, pasando por los datos espectroscópicos suministrados por las sucesivas generaciones de orbitadores que analizaron Marte durante los años noventa y la primera década de este siglo, que nos indican que todavía hoy persiste una enorme cantidad de hielo de agua bajo la superficie y en los polos del planeta. Todos estos resultados son independientes, y cada uno nos ha ofrecido una pista distinta, una perspectiva nueva para entender la hidrología marciana. Por eso, no es cierto que la identificación de agua en Marte sea un descubrimiento “repetido” que la NASA anuncia recurrentemente cada pocos años. No: nunca antes se había encontrado agua líquida en Marte, y esta vez tampoco. Eso sí, cada nuevo resultado nos muestra una parte específica de la historia del agua en Marte, en el pasado y en el presente, en la superficie y en el subsuelo. Gracias a toda la información recabada, hoy sabemos que Marte ha sido y es un planeta con agua abundante, y las sales hidratadas son el último indicio que se incorpora a la inacabada búsqueda de agua líquida.

Leer artículo completo en El País


Banner EPANET pie post blog del agua