La fétida ley Korenfeld: la corrupta privatización del agua en México

Más allá de la renuncia forzada por presunto peculado del polémico titular de la Conagua David Korenfeld Federman –de quien aún no se exhuma la presunta corrupción como alcalde de Huixquilucan y su (dis) función de secretario de Agua y Obra Pública del estado de México, al mismo tiempo que fungía en forma desaseada como presidente del conglomerado privado ANEAS.

 

iztapalapa.jpg_916636689La fétida ley Korenfeld: la corrupta privatización del agua en México.

 

Más allá de la renuncia forzada por presunto peculado del polémico titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) David Korenfeld Federman –de quien aún no se exhuma la presunta corrupción como alcalde de Huixquilucan y su (dis) función de secretario de Agua y Obra Pública del estado de México, al mismo tiempo que fungía en forma desaseada como presidente del conglomerado privado Asociación Nacional de Empresas de Agua y Saneamiento (ANEAS), que en su totalidad destilan insoportable olor a azufre–, la prensa de Israel, que suele ser feroz en asuntos de corrupción –que ha llevado a ser enjuiciados a un ex presidente y a dos ex primeros ministros , denunció su tráfico de influencias y comisiones bajo la mesa con Natan Eshel, ex jefe de gabinete del primer ministro Netanyahu, quien es íntimo de Sara y fue defenestrado por voyeurismo.

El portal israelí Globes, especializado en noticias de negocios de Israel, titula que el ayudante (sic) de Netanyahu se volvió rico (¡supersic!) con el arreglo de Mekorot-Mexico.

Mekorot es la controvertida empresa estatal (¡supersic!) de agua de Israel, que fue expulsada de Argentina por su apartheid (discriminación racista) contra 4.5 millones de palestinos miserables y sedientos a quienes hurta su agua (Gaza: 1.8 millones, y Cisjordania: 2.7 millones).

Leer artículo completo en TeleSurTV