Korenfeld: Uso inteligente y reúso de agua permite recuperar acuíferos

Al realizar un intercambio de aguas de primer uso por agua tratada es posible hacer un uso inteligente del recurso, lo que permitirá liberar caudales en beneficio del equilibrio ambiental, así como la recuperación y protección de los acuíferos, dijo David Korenfeld, director de la Conagua. Además, continúan allegándose en temas como tratamiento de aguas residuales y desalación.

 

jlr_conagua_titularKorenfeld: Uso inteligente y reúso de agua permite recuperar acuíferos.

 

Al realizar un intercambio de aguas de primer uso por agua tratada es posible hacer un uso inteligente del recurso, lo que permitirá liberar caudales en beneficio del equilibrio ambiental, así como la recuperación y protección de los acuíferos, dijo David Korenfeld, director de la Comisión Nacional del Agua.

Explicó que, además de los proyectos en los que se trabaja para garantizar el círculo virtuoso para el reúso del recurso en los sectores industrial, público urbano y agrícola, el gobierno federal continúa allegándose de conocimientos técnicos y tecnológicos en temas como el tratamiento de aguas residuales y la desalación.

Durante su intervención en el Simposium “Líderes de la Anáhuac”, que se realiza en el marco del 50 aniversario de la Universidad Anáhuac, Korenfeld se refirió a los efectos del cambio climático en la intensificación de fenómenos como las sequías e inundaciones.

Sin embargo, dijo, no sólo los ciclones generan afectaciones a las personas o a sus bienes, también los frentes fríos, que además del descenso de temperaturas y vientos, se acompañan de lluvias de diferente intensidad.

El funcionario recordó que en septiembre del año pasado México fue impactado por los fenómenos Manuel e Ingrid, una circunstancia que no se presentaba desde 1955. México y Australia son los únicos países en el mundo que pueden ser afectados por ciclones de ambos océanos, sin embargo aquí sucedió al mismo tiempo.

Además de medidas preventivas y paliativas, la recurrencia de este tipo de fenómenos hidrometeorológicos hace necesario delimitar zonas federales en riesgo, porque el agua reconoce sus orígenes y muchos asentamientos humanos establecidos en cauces naturales sufren daños.

En el caso de la sequía, explicó, es indispensable guardar agua y hacer un uso eficiente de ella; y es igual de importante que la población cuente con servicios de calidad en materia de agua potable, drenaje y saneamiento, por lo que la Institución enfoca sus esfuerzos en la generación de una Política Nacional Hídrica.

Todos pueden contribuir para hacer un uso inteligente de los recursos hídricos, y una nueva cultura para su cuidado debe acompañarse del conocimiento del agua virtual, la que no se ve, pero que el Estado mexicano está obligado a suministrar al consumo indirecto, expuso.

Esa agua, afirmó, es “la que no tomamos en cuenta, pero se emplea para la generación de los alimentos, bienes y servicios que consumimos cotidianamente”.

Por ejemplo, dijo, la elaboración de un par de zapatos requirió seis mil litros de agua; para una hamburguesa se emplearon dos mil 400 litros, esto debido a que se tomó en consideración desde la alimentación del animal, hasta las lechugas, cebollas y jitomates que le acompañan.

En ese sentido, expuso que más de 70 por ciento del agua disponible en el país para el consumo se emplea para el riego, particularmente para la producción de alimentos.

NTR