Entrega CONAGUA a Nuevo León, permiso de construcción para el acueducto Monterrey VI

El Director General de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), David Korenfeld, entregó al Gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, el Permiso de Construcción para el Acueducto Monterrey VI, una de las obras más importantes del país y emblemática para el estado, debido a que permitirá garantizar agua a la Zona Metropolitana de esa ciudad, durante los próximos años.

 

El Gobernador de Nuevo León y el Director General de la Conagua suscribieron un convenio de colaboración para desarrollar acciones en materia hidroagrícola, de agua potable, alcantarillado y saneamiento, entre otras.

 

El Director General de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), David Korenfeld, entregó al Gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, el Permiso de Construcción para el Acueducto Monterrey VI, una de las obras más importantes del país y emblemática para el estado, debido a que permitirá garantizar agua a la Zona Metropolitana de esa ciudad, durante los próximos años.

Con la firma de un convenio de coordinación entre el Gobierno de Nuevo León y la Conagua, también iniciará una serie de acciones para mejorar la sustentabilidad de la Zona Metropolitana de Monterrey, las cuales se desarrollarán a partir de este año en materia hidroagrícola, de agua potable, alcantarillado y saneamiento.

Durante una gira de trabajo por Nuevo León, Korenfeld informó que ya se cuenta con recursos aprobados, del Fondo Nacional de Infraestructura, para la construcción del Acueducto Monterrey VI.

Destacó que la Conagua ya aprobó las bases de licitación y está prácticamente terminado el Proyecto Ejecutivo para realizar la obra de 382 kilómetros y más de dos metros de diámetro, con un presupuesto de casi tres mil millones de pesos, la cual coadyuvará para abastecer a los más de cuatro millones de habitantes de la zona conurbada.

Korenfeld subrayó que esa obra será fundamental para cubrir el déficit de agua en la región, pues mientras se requiere un volumen de 11 mil 500 litros por segundo, las fuentes actuales sólo pueden dar 10 mil 500, sin sobreexplotarlas.

Además, el Proyecto Monterrey VI vencerá un reto adicional: superar el desnivel de casi 300 metros y cruzar cuatro entidades del país para conducir el agua, lo que se logrará con seis plantas de bombeo.

Para la Conagua, concluyó, las prioridades de la política hídrica son administrar el agua de manera más sustentable, prevenir y reducir el impacto de los fenómenos hidrometeorológicos al concluir obras en proceso y dar seguimiento a proyectos que permitan proteger a la población y a sus bienes. Asimismo, redobla sus esfuerzos para distribuir mejor el agua de las presas de Nuevo León, que en enero de 2013 estaban al 33% de su capacidad y actualmente están a 88.7 por ciento.

El Gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, aseveró que este Convenio de Colaboración permitirá mejorar la calidad de vida de la población, al dar viabilidad hídrica al desarrollo industrial, comercial y de servicios en la región.

Por otra parte, el Director General de la Conagua realizó una gira de trabajo por Coahuila, donde suscribió un Convenio Marco de Colaboración con el Gobernador Rubén Moreira, para ejercer inversiones conjuntas por un monto de más de 300 millones de pesos en materia de agua potable, drenaje y saneamiento.

El presupuesto de inversión en obras hidráulicas para Coahuila, por parte del Gobierno de la República, será de casi 800 millones de pesos, lo que significa un incremento de alrededor de 30% con respecto al de 2013.

Una de las acciones en el Convenio forma parte de una estrategia preventiva ante fenómenos hidrometeorológicos, de rehabilitación del drenaje pluvial de Saltillo, con la construcción de dos sistemas y dos colectores, que beneficiarán a 725 mil habitantes: no sólo se trata de una obra de drenaje, sino de protección a centros de población. Esta obra representa más de 10 kilómetros de colectores y canalizaciones, y requerirá una inversión superior a 280 millones de pesos.

Por otra parte, se realizarán obras de infraestructura que permitirán mejorar el abasto y la calidad del agua en la región lagunera, con lo que se reducirá la concentración de arsénico en 29 pozos y 125 mil tomas, en beneficio de 250 mil habitantes, a través de la instalación de filtros especiales.

Korenfeld hizo énfasis en que en Coahuila se aplicará una nueva tecnología para obtener una tomografía remota térmica, que permitirá determinar aspectos de comunicación e interconexión entre los acuíferos adyacentes del estado y, con ello facilitar que haya una mejor distribución del agua en los desarrollos agrícolas, en beneficio del equilibrio ecosistémico.

CONAGUA