En México se implementa una estrategia hídrica integral y corresponsable

Para enfrentar los retos del agua en México, el Gobierno de la República, a través de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), implementa una estrategia corresponsable y basada en la protección de los acuíferos, el aprovechamiento de fuentes alternativas de agua y el uso y la distribución eficiente en todos los usos, dio a conocer David Korenfeld, Director General de la Conagua.

 

NotaPI 795-14-28-10-2014El consumo humano es una de las áreas donde hay más posibilidades de recurrir a fuentes de abasto alternativas.

 

Para enfrentar los retos del agua en México, el Gobierno de la República, a través de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), implementa una estrategia corresponsable y basada en la protección de los acuíferos, el aprovechamiento de fuentes alternativas de agua y el uso y la distribución eficiente en todos los usos, dio a conocer David Korenfeld, Director General de la Conagua.

Para ello, expresó, ha sido indispensable la corresponsabilidad de los diversos grupos de usuarios y los gobiernos estatales y municipales, quienes están cada vez más conscientes de que los retos del agua deben afrontarse de manera coordinada y con la suma de esfuerzos técnicos y económicos.

Al participar en el panel Aprovechar los nuevos recursos para el crecimiento de México, como parte de la Cumbre de Negocios que se desarrolló en Querétaro, refirió que una de las primeras decisiones del Presidente Enrique Peña Nieto fue restringir la explotación de los acuíferos y condicionarla a la cantidad de agua disponible en ellos.

David Korenfeld subrayó que el consumo humano es una de las áreas donde hay más posibilidades de recurrir a fuentes de abasto alternativas, como el agua superficial proveniente de las lluvias y la desalinización del agua de mar, cuya infraestructura se construye en Ensenada, Baja California.

En cuanto al uso y la distribución de los recursos hídricos, puntualizó que es fundamental que todos los sectores de usuarios estén más conscientes de que se terminó el acceso fácil al agua, por lo cual es fundamental trabajar en mecanismos alternativos de potabilización, desalinización y conducción eficiente.

En ese sentido, aseveró, uno de los grandes retos de las ciudades es distribuir el agua a los usuarios, con una estrategia basada en las necesidades reales de consumo por sector y el menor índice posible de fugas. Por ello, se trabaja de manera coordinada con los organismos operadores de los servicios de agua, estatales y municipales, para implementar estrategias como la sectorización de las redes de agua potable, pues “sin la distribución eficiente ninguna fuente de agua será suficiente”, advirtió.

Al referirse al uso del agua en el sector agrícola, explicó que la Conagua ha reforzado las políticas de uso eficiente y alta productividad del agua en el campo, mediante el impulso al riego de temporal tecnificado, la modernización de la infraestructura hidroagrícola en los distritos y unidades de riego, así como de la migración hacia cultivos de bajo consumo de agua pero altamente valorados en el mercado.

Además de las medidas anteriores, la Conagua ha impulsado la modificación de la política de manejo de presas —que depende del Comité Técnico de Operación de Obras Hidráulicas—, con el fin de tener la disponibilidad de agua suficiente para el riego de dos ciclos agrícolas y para el abastecimiento, durante dos años, de la población beneficiada con el embalse en cuestión.

El titular de la Conagua destacó que, como parte de la estrategia gubernamental de uso sustentable del agua, al medio ambiente ya se le designa una cantidad de agua para fomentar su equilibrio y lograr que en el mediano plazo tengan condiciones más favorables. Ejemplo de ello es el Flujo Pulso destinado al Delta del río Colorado.

En materia de sequía, la Conagua trabaja coordinadamente en la Comisión Intersecretarial para la Atención de la Sequía, con el fin de detectarla de manera oportuna y, con ello, establecer estrategias específicas a cada región y acordes al grado de escasez de agua.

En materia de cambio climático, David Korenfeld puntualizó que el sector agua es un nicho de oportunidad, a nivel nacional e internacional, para desarrollar estrategias que reduzcan la vulnerabilidad de la población tanto a las lluvias como a la disponibilidad de agua de calidad para todos los usos.

Finalmente, refirió que el Presidente Enrique Peña Nieto exhortó a los gobiernos del mundo a crear un panel especializado en la discusión en temas del agua, donde se impulsen las mejores estrategias para reducir los riesgos de inundaciones para la población y garantizar el abasto suficiente para el desarrollo social y económico.

CONAGUA