El SIAPA garantiza conclusión de Todos con Agua para 2015

“Hoy hay 122 millones de pesos”, dice el presidente del Consejo de Administración del SIAPA que se destinarán enteramente a la instalación de redes hídricas en 52 colonias contempladas dentro del proyecto Todos con Agua, y con miras a que en marzo de 2015 finalmente se cumpla la promesa hecha en la década anterior con el anuncio del fallido programa.

 

1031998El SIAPA prevé que alrededor de 40 nuevas colonias no tienen servicio debido a que ‘nacen’ como asentamientos irregulares.

 

“Hoy hay 122 millones de pesos”, dice el presidente del Consejo de Administración del SIAPA, Francisco Ayón López, que se destinarán enteramente a la instalación de redes hídricas en 52 colonias contempladas dentro del proyecto Todos con Agua, y con miras a que en marzo de 2015 finalmente se cumpla la promesa hecha en la década anterior con el anuncio del fallido programa.

Cuando corría el año de 2008 se anunció con bombo y platillo que más de 200 colonias de la metrópoli carente del servicio de agua potable finalmente serían abastecidas, pues el programa Todos con Agua estaba en marcha. El Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) así lo prometió. Pero al final, el organismo no cumplió.

Cientos de millones de pesos que el SIAPA solicitó como préstamo al Banco Interamericano de Desarrollo fueron a parar a su gasto corriente y no a las obras contratadas. Todos con Agua fracasó y, con ello, dejó sin el recurso a miles de ciudadanos y en su lugar quedaron con calles perforadas y tubos expuestos.

Seis años han transcurrido desde entonces, y aún hay 52 de esas colonias en el listado de pendientes. Sus habitantes siguen acarreando agua para cumplir con sus necesidades básicas, mientras continúan escuchando promesas para conclusión de obras en fechas ya cumplidas.

Hoy hay una diferencia. La reformulación de tarifas en la ciudad (en marcha desde hace dos años) ha permitido al organismo metropolitano contar con recursos suficientes para solicitar a la Federación un monto adicional, para destinarlos, precisamente, a esas colonias.

El presidente del Consejo de Administración del SIAPA reconoce que han sido muchos los avisos previos. Pero hoy, afirma, la operadora metropolitana sí está en condiciones de garantizar la nueva fecha, marzo de 2015, como definitiva. Sin embargo, no hay una fecha para iniciar la instalación de nuevas redes.

Aun con ello, la cifra de pendientes en una ciudad que crece sin control no termina. El SIAPA aún quedaría a deber el servicio para 40 nuevas colonias (mayoritariamente asentamientos irregulares) cuya instalación ha sido permitida por los ayuntamientos, desde 2008.

Por eso, una vez que Todos con Agua concluya harán lo propio para acercar el servicio a esas 40 pendientes, aunque advertirán a los municipios que en el futuro deberán aplicar rigurosamente su reglamento, y retirar cada finca o bloque de viviendas que se asiente sin consentimiento de las autoridades.

“Buscaremos un corte con los municipios para decirles: ‘Hasta aquí llegamos y de aquí en adelante el SIAPA no va a generar solución en las colonias irregulares’; y los gobiernos municipales tendrán que aplicar su reglamento para que no salgan más (colonias)”.

Tandeo, hoy también

La distribución del agua alternativamente o por tandeos derivada de la falta de capacidad del SIAPA para abastecer a la población en la cantidad que demanda, se aplica también hoy en más de 150 colonias de municipios metropolitanos.

En Guadalajara se quedarán hoy sin servicio 42 colonias, 19 en Tlaquepaque y 96 en Zapopan, de acuerdo con el listado del SIAPA en su sitio de internet.

El servicio se restablecerá cuando inicie la temporada de lluvias.

ÁREA METROPOLITANA

Adhesión a otros municipios se hará por etapas

Una evolución inmediata es imposible. Por ello, el Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) analizará primero qué necesidades prioritarias tienen los cuatro municipios del Área Metropolitana de Guadalajara no adheridos al organismo, para después absorberlos o sumarlos a su red.

La visión metropolitana que requiere la operadora (hoy paraestatal) demanda cubrir los servicios de Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque y Tonalá, pero también hacer frente a las localidades de El Salto, Tlajomulco, Ixtlahuacán y Juanacatlán. Ése ha sido el objetivo desde 2010, pero hoy se acepta que necesitarán hacer una transición pausada para lograrlo.

El mayor obstáculo es la falta de reconocimiento de la zona. Francisco Ayón López, presidente del Consejo de Administración del SIAPA, deja en claro: “No se puede entrar directo” al resto de los municipios metropolitanos. “Esto es con aspectos técnicos y de toda índole para determinar qué zonas, hacia dónde, cómo y de dónde vamos a sacar agua. Porque yo veo difícil ahora generar esta situación”.

Se refiere en específico a las fuentes de abastecimiento, el estatus en que se encuentran y las zonas prioritarias de abasto.

A este punto no se han trazado fechas meta para que los cuatro municipios restantes se sumen al SIAPA; al menos Tlajomulco, El Salto y Juanacatlán han consentido ya su adhesión a la paraestatal.

Modificación de tarifas y renovación de la red

Todos con Agua finalmente quedará concluido gracias a la modificación de tarifas que se oficializó hace dos años. Cuando en 2010 el costo del servicio era de 12.7 pesos, el usuario pagaba 5.5; hoy acercar un metro cúbico (mil litros) a los domicilios de la metrópoli cuesta 13.8 pesos, y los beneficiados lo “compran” por 9.7.

Dependiendo del uso que se da al agua, los ciudadanos pueden pagar más o menos por el servicio. A partir de 22 mil litros usados, el SIAPA retira el subsidio y los usuarios pagan 13.8 pesos por cada uno de los mil litros que usaron.

Los recursos que hoy ingresan permiten al SIAPA contar con fondos suficientes para acceder a, al menos, tres programas federales que obligan a los organismos operadores del país a aportar un porcentaje económico para apoyarlos.

Gracias a los fondos actuales, el SIAPA también comenzará a renovar la red hídrica de zonas viejas de la ciudad. El primer punto a intervenir será el barrio de Analco, punto donde se colocarán “mangas”, o un reforzamiento interno de los ductos.

Para ello se enviarán cámaras diminutas que precisarán los puntos donde el tubo es demasiado viejo y requiere reforzamiento. Todo ello sin necesidad de abrir el concreto y, en consecuencia, sin afectar la circulación de peatones o automóviles. Los trabajos comenzarán este mismo año, y concluirán en 2015.

Informador