El presidente de Nestlé contra el derecho del agua llama a la privatización

El agua es imprescindible para la vida de los seres humanos y los ecosistemas, es uno de los elementos principales para la salud, tanto del planeta como de los animales que lo pueblan y fundamental para el ser humano, ningún ser vivo puede sobrevivir sin este líquido vital ya que los procesos biológicos que conocemos como “vida” no podría existir sin el agua.

 

2El presidente de Nestlé contra el derecho del agua llama a la privatización.

 

El agua es imprescindible para la vida de los seres humanos y los ecosistemas, es uno de los elementos principales para la salud, tanto del planeta como de los animales que lo pueblan y fundamental para el ser humano, ningún ser vivo puede sobrevivir sin este líquido vital. El agua constituye del 50 al 99% de la masa de los organismos vivos, siendo que, los procesos biológicos que conocemos como “vida” no podría existir sin el agua, sin ella el ser humano no podría digerir sus alimentos, no podría respirar sin humedad en sus pulmones y la sangre no podría circular por sus venas. Sin agua, no hay vida, es un requisito previo para la salud humana y el bienestar, así como para la conservación del medio ambiente.

Sin embargo son muchas las personas que no tienen acceso a una fuente de agua potable. Cada año, millones de personas, la mayoría de ellos niños, mueren a causa de enfermedades relacionadas con el saneamiento, higiene y suministro inadecuado de agua. Según la Organización Mundial de la Salud, (OMS), más de 1.100 millones de personas no tienen acceso al agua potable segura. Por ello, y debido a la importancia que tiene el agua potable para los seres humanos, es vital el reconocimiento y garantía del derecho humano a disponer de agua potable.

Es evidente la problemática que existe en torno a la escasez de agua potable, su difícil acceso en muchas regiones del mundo y como a la mala calidad de la misma y el saneamiento inadecuado afectan negativamente la seguridad alimentaria. Los desastres naturales relacionados con el agua, como inundaciones, tormentas tropicales y tsunamis son una pesada carga en la vida humana, pero paradójicamente con demasiada regularidad la sequía afecta a los países más pobres del mundo, lo que agrava el hambre y la malnutrición, también como consecuencia de la globalización y el calentamiento global.

Leer artículo completo en El Mercurio Digital