El mar Báltico “se ahoga”

El mar Báltico está sufriendo la carencia de oxígeno. Las condiciones tan pobres en oxígeno que hay en el lecho marino están matando a plantas y animales. Investigadores de la Universidad de Aarhus (Dinamarca) y las universidades suecas de Lund y Estocolmo han determinado que los nutrientes procedentes de tierra son la causa de esta falta de oxígeno.

 

cont--644x362Sin oxígeno los únicos supervivientes son las bacterias.

 

El mar Báltico está sufriendo la carencia de oxígeno. Las condiciones tan pobres en oxígeno que hay en el lecho marino están matando a plantas y animales, por lo que los expertos han dado la voz de alarma explicando que es absolutamente necesario la liberación de menos nutrientes y fertilizantes en la zona. Después de varios años de discusiones, investigadores de la Universidad de Aarhus (Dinamarca) y las universidades suecas de Lund y Estocolmo han determinado que los nutrientes procedentes de tierra son la principal causa de la existencia de estas extensas áreas con falta de oxígeno, según explican en la revista Proceedings, de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

Las zonas más profundas del Báltico siempre han tenido bajo contenido de oxígeno. La entrada de agua nueva está actualmente limitada en la entrada, al tiempo que una capa relativamente fresca por encima del agua más densa y más salada en la capa más profunda del mar resulta en una estratificación de la columna de agua, lo que impide la mezcla de las masas de agua necesarios para transferir oxígeno al agua del fondo marino.

Durante el último siglo, las áreas muertas o con carencia de oxígeno se han incrementado dramáticamente desde los 5.000 kilómetros cuadrados que representaban en 1900 a los 60.000 kilómetros cuadrados en la actualidad, equivalente a una vez y media la superficie de Dinamarca.

Jacob Carstensen, del departamento de Biociencias de la Universidad de Aarhus (Dinamarca), esplica que analizaron los datos de temperatura del agua, contenido de oxígeno y de salinidad remontándose a 115 años atrás y «podemos determinar que los muchos nutrientes procedentes de tierra son la causa principal de la falta de oxígeno generalizada».

El agotamiento del oxígeno ocurre cuando el consumo de oxígeno en la parte inferior excede la cantidad de oxígeno traído a las capas más profundas del agua a través de las corrientes y la mezcla provocado por el viento. Además, durante los últimos veinte años, el cambio climático también ha jugado un papel en la mala situación del Báltico, ya que las condiciones más cálidas reducen la solubilidad del oxígeno de la atmósfera y aumentan el consumo de oxígeno debido a que los procesos de respiración biológicos se elevan.

«La temperatura del agua ha aumentado y seguirá aumentando en los próximos años -subraya Carstensen-. Por lo tanto es si cabe aún más importante que todos los países que rodean el mar Báltico estén comprometidos con el Plan de Acción que acordaron, y que cumplan con los esfuerzos necesarios para reducir la liberación de nutrientes en el Báltico».

El agotamiento de oxígeno en el lecho marino tiene un impacto negativo en el ecosistema entero. El lecho marino se convierte en un «desierto» habitado solo por bacterias que pueden sobrevivir sin o con muy poca cantidad de oxígeno. Algunas bacterias producen metano, que puede propagarse por el agua y causar perturbaciones en los sedimentos que pueden matar a los peces en lo alto de la columna de agua.

ABC