El extraño fenómeno que hace que el agua de una playa de China parezca sangre

Cuando el pasado lunes los residentes del hotel «Sheraton Dameisha Resort» miraron al mar como cada mañana, no pudieron dar crédito a la que veían. Y es que, una buena parte de las olas se habían teñido de un color rojo muy similar al de la sangre. El miedo les hizo contactar incluso con los responsables del local, considerando la posibilidad de que un tiburón hubiese atacado a un bañista.

 

sangre-agua--644x362Al estallar, unas algas microscópicas provocan que el agua se tiña de rojo.

 

Cuando el pasado lunes los residentes del hotel «Sheraton Dameisha Resort» (ubicado en la ciudad de Shenzhen, al sur de China) miraron al mar como cada mañana, no pudieron dar crédito a la que veían. Y es que, una buena parte de las olas se habían teñido de un color rojo muy similar al de la sangre. El miedo les hizo contactar incluso con los responsables del local, considerando la posibilidad de que un tiburón hubiese atacado a un bañista.

Sin embargo, y por suerte, aquel líquido no se correspondía con sangre, sino que –tal y como explican algunos diarios locales y agencias como «Xinhua»- había aparecido como consecuencia de un fenómeno natural que se repite cada cierto tiempo en esta zona de Asia. Concretamente, esta «marea roja» se sucede cuando las ingentes cantidades de algas microscópicas de la especie «Karenia brevis» estallan liberando una sustancia que tiñe las aguas de este color.

Por lo general, el fenómeno se produce a finales de verano y a principios de otoño y, a pesar de espectacularidad, entrar en contacto con este líquido no produce problemas de salud. No obstante, y debido a que puede provocar leves dificultades respiratorias, los funcionarios locales han advertido a los bañistas que eviten nadar en la zona para prevenir posibles reacciones alérgicas. Este es el segundo caso de «mareas rojas» que se producen en la costa oriental de Shenzhen desde junio.

Leer artículo completo en ABC