Demasiada agua para el río Tercero

El lunes y martes pasados el cielo se cayó, la lluvia aportó un gran volumen de agua para los embalses de la provincia y son las localidades de Villa María, Villa Nueva, Ballesteros y Bell Ville las que pueden sufrir consecuencias por el pico de la creciente del río Tercero. La localidad homónima ya vivió ayer situaciones complicadas.

 

crecida_3En Río Tercero, las aguas desbordaron calles y hubo barrios anegados.

 

El lunes y martes pasados el cielo se cayó, la lluvia aportó un gran volumen de agua para los embalses de la provincia y son las localidades de Villa María, Villa Nueva, Ballesteros y Bell Ville las que pueden sufrir consecuencias por el pico de la creciente del río Tercero.

La localidad homónima ya vivió ayer situaciones complicadas por anegamientos de calles. La semana pasada, todas estas ciudades tuvieron problemas por el incremento del caudal y se espera que el pico de la creciente llegue con las primeras luces del día, por lo que Defensa Civil de la Provincia tiene preparados operativos de evacuación en zonas bajas en caso que sea necesario.

Según explicó Edgar Casteló, secretario de Recursos Hídricos, la creciente tarda en llegar a Villa María unas 34 horas (un día y medio) y a Bell Ville unas 90 horas (cuatro días), desde el momento que el agua rebalsa el paredón del dique de Embalse y comienza a realizar su aporte al río Tercero.

Si bien la semana pasada se vivió una situación similar, se espera para este caso que el nivel de agua que llegue a las zonas pobladas sea mayor y por ende, que tenga otro tipo de consecuencias más allá del anegamiento de calles.

“Esto es porque este nuevo aporte de agua trae 550 metros cúbicos por segundo, contra los 400 de la vez pasada. Pero además, el río se comportará diferente, porque en la primera crecida el caudal estaba seco y el agua desbordó primero brazos viejos. Teniendo el río una mejor situación el agua avanzará más rápido y la creciente será mayor más allá del volumen de agua que traiga”, explicó el funcionario.

En tanto, Diego Concha, director de Defensa Civil de la Provincia, indicó que no se puede hacer “futurología” y precisar cómo este aumento de caudal puede afectar a estas localidades, pero informó que los bomberos de cada ciudad ya tienen preparados operativos para actuar en zonas bajas en caso que hubiera que evacuar personas.

En Córdoba. El tránsito en la ciudad seguirá complicado esta mañana ya que las válvulas de evacuación del paredón del lago San Roque permanecen abiertas.

Hugo Garrido, director de Defensa Civil de la Muni, indicó que la circulación por Costanera se encuentra absolutamente restringida con cortes en los puentes Santa Fe, Avellaneda, 24 de Septiembre, Sarmiento y en el vado Sargento Cabral.

“Aunque el agua bajara no hay posibilidad de restituir el tránsito por esta arteria de inmediato porque hay mucha basura acumulada debajo de los puentes Avellaneda, 24 de Septiembre, Santa Fe y en el vado. Es una limpieza importante la que hay que realizar”, destacó Garrido.

El funcionario indicó que en la ciudad, a causa de la crecida del Suquía, hubo 18 evacuados en la zona de Villa Urquiza. Estas personas viven en un asentamiento cercano al río y sus viviendas fueron afectadas por el aumento del caudal. Los evacuados fueron recibidos en el salón de la Cooperativa de Carreros Unidos.

Quebrada, en suba

Desde la Secretaría de Recursos Hídricos de la Provincia se informó que el nivel del dique La Quebrada subió más de cinco metros y esperaban para estas últimas horas que el lago siga creciendo.

Así, este embalse se encuentra cerca de llegar a menos de nueve metros del nivel del vertedero. Una buena para los vecinos de las Sierras Chicas.

El San Roque es otro de los diques que también recibió mucha agua y su nivel se encuentra 55 centímetros por encima del vertedero. Es por esto que la evacuación de agua del dique se está realizando mediante válvulas.

Las crecidas de los ríos de Calamuchita desbordaron al embalse Los Molinos, que se encuentra a 1,50 metros por encima del vertedero. Esto ocasionó serios problemas en localidades costeras como Potrero de Garay, ya que muchas casas cercanas al lago se inundaron.

Edgar Casteló, titular de la Secretaría, aseguró que esto se dio por problemas de invasión de la cota del embalse en algunos casos y en otros porque hay que revisar el amojonamiento del lago, que ahora marcó un pico histórico de incremento de agua. Para ayudar la evacuación, se abrirán las válvulas.

Cómo se vive la creciente

En nuestro Facebook los usuarios nos mostraron cómo se vive hasta ahora la creciente del río Tercero en Villa Ascasubi, Río Tercero y Embalse. En Villa María, los vecinos esperan el pico de agua con bolsas de arena para evitar complicaciones.

Día a Día