Cómo realizar un uso más racional del agua de riego

En situaciones como las que plantea la emergencia hídrica que vive la provincia de Mendoza es necesario considerar una serie de recomendaciones destinadas al ahorro del agua de riego. Este ahorro tiene que ser realizado por agricultores, productores y usuarios en general dentro de sus fincas, organismos de usuarios que tienen a su cargo la distribución del agua en la red de canales.

 

image548a2a03ad5d66.44412501Los autores aseguran que es necesario realizar una serie de labores culturales en las propiedades, las cuales permitirán utilizar eficientemente el recurso.

 

En situaciones como las que plantea la emergencia hídrica que vive la provincia de Mendoza es necesario considerar una serie de recomendaciones destinadas al ahorro del agua de riego.

Este ahorro tiene que ser realizado por agricultores, productores y usuarios en general dentro de sus fincas, organismos de usuarios que tienen a su cargo la distribución del agua en la red de canales (Inspecciones y Asociaciones de Inspecciones de cauce) y Departamento General de Irrigación, institución responsable de la administración del recurso que tiene a su cargo la difícil tarea de ejecutar las políticas hídricas que aseguren una distribución equitativa y racional en cantidad y calidad del agua.

Lo urgente de la situación y la persistencia de la misma en estos últimos cinco años exige la inmediata aplicación de medidas concretas y de recomendaciones destinadas a mitigar los fuertes impactos no deseados de la falta de agua en el corto plazo, quedando la planificación, la búsqueda de metodologías alternativas y la adopción de diferentes tecnologías como alternativas de solución, para el mediano y largo plazo.

Leer artículo completo en Los Andes