Campesinos de Hidalgo y Zacatecas realizarán plantón en Conagua en rechazo a privatización

El Consejo de usuarios en defensa de las aguas negras y productores agrícolas del distrito de riego 003 de Tula, Hidalgo, y campesinos de Zacatecas, con el respaldo de PRD, llevarán a cabo el próximo lunes un plantón frente a las instalaciones de la Conagua para rechazar la privatización del agua y denunciar que el 70% de las dos mil 400 plantas de tratamiento en el país no funcionan.

 

Sin títuloCampesinos de Hidalgo y Zacatecas realizarán plantón en Conagua en rechazo a privatización.

 

El Consejo de usuarios en defensa de las aguas negras y productores agrícolas del distrito de riego 003 de Tula, Hidalgo, y campesinos de Zacatecas, con el respaldo de Unidad Democrática Nacional – expresión política del PRD- llevarán a cabo el próximo lunes un plantón frente a las instalaciones de la Comisión Nacional del Agua para rechazar la privatización del agua y denunciar que el 70 por ciento de las dos mil 400 plantas de tratamiento de aguas negras en el país no funcionan.

En conferencia de prensa, los campesinos de Tula, encabezados por José Narro Céspedes, dirigente de UDN y de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala, rechazon la transferencia de la administración y operación del distrito de riego pues ello implica la privatización del agua.

También se manifestaron en contra de la operación de la planta de tratamiento e aguas negras en Atotonilco de Tula ya que su capacidad de tratamiento es insuficiente para satisfacer la demanda agrícola e implica que los volúmenes disponibles disminuyan en 50 por ciento, lo que perjudicará los cultivos de granos básicos y hortalizas.

En el caso de Zacatecas, los campesinos expusieron que 19 de los 36 principales mantos acuíferos que representan el 90 por ciento del agua disponible en el subsuelo están sobrexplotados. Además, en tres lustros se han invertido más de 3 mil 500 millones de pesos para el saneamiento de aguas residuales a través de 72 sistemas, pero “ninguno de ellos sirve”.

La Jornada