Atribuyen al agua los rastros de erosión en rocas volcánicas de Marte

Imágenes recientes tomadas con la Cámara Estéreo de Alta Resolución (HRSC), operado por el Centro Aeroespacial Alemán (DLR), a bordo de la nave espacial de la Agencia Espacial Europea Mars Express, muestran una parte de la escarpada zona de Claritas Rupes en Marte, que rodea el sistema de incisiones Claritas Fossae.

 

corteza-marte-esaCorteza de Marte.

 

Imágenes recientes tomadas con la Cámara Estéreo de Alta Resolución (HRSC), operado por el Centro Aeroespacial Alemán (DLR), a bordo de la nave espacial de la Agencia Espacial Europea Mars Express, muestran una parte de la escarpada zona de Claritas Rupes en Marte, que rodea el sistema de incisiones Claritas Fossae.

Se forma en el límite oriental de la gigantesca región volcánica de Tharsis, donde se encuentran los mayores volcanes en Marte, incluyendo el Monte Olimpo. En la zona, se localizan rastros atribuidos a la erosión producida por el agua en rocas volcánicas.

Las numerosas fracturas y fallas que atraviesan la región se formaron por la tensión en la corteza marciana durante la formación de la Protuberancia de Tharsis, que tiene unos 10.000 metros de altura.

El derrame de grandes cantidades de material volcánico sobre la superficie ha causado que bloques enteros de la corteza marciana cayeran en huecos de nueva creación, lo que resulta en un paisaje característico de terrazas a modo de fosas tectónicas. Procesos similares en la Tierra han dado lugar a desavenencias como el valle del Alto Rihn entre Basilea y Karlsruhe o el Eger Graben en la República Checa.

A la derecha en la imagen aparece una colina brillante que parece estar hecha de un material relativamente blando , fácilmente erosionable. Esto también se puede ver en el escarpe a la derecha en la mitad inferior de las imágenes.

Este material puede contener filosilicatos (silicatos) -minerales de arcilla ricos en hierro y aluminio y que sólo se producen como resultado de los efectos a largo plazo de agua en la roca volcánica-. Esto es apoyado por observaciones con el instrumento CRISM a bordo de la nave orbitanl MRO de la NASA, que ha estado investigando el material brillante cerca.

Las imágenes fueron adquiridas el pasado 30 de noviembre con una resolución de 14 metros por píxel.

El Economista