Agua líquida fluyendo sobre Marte, un inquietante misterio para los investigadores

Los hallazgos que la NASA realizó en 2011 sobre la existencia de agua líquida en Marte continúan siendo un quebradero de cabeza para los científicos. En aquella ocasión, las observaciones realizadas por la Mars Reconnaissance Orbiter concluían que las “rayas oscuras” analizadas podrían corresponder con flujos de agua líquida en Marte.

Marte-Tierra-800x600

Esta posibilidad es de sumo interés para la astrobiología, ya que la presencia de estos “oasis potencialmente habitables” serían una buena pista para continuar rastreando la presencia de organismos vivos en el planeta rojo.

Hace dos años, la explicación que dieron los científicos de la NASA sobre la presencia de estas líneas oscuras apuntaba a la presencia de agua líquida en Marte.

La llegada del robot Curiosity pretendía en parte dar respuesta a este inquietante misterio para los científicos: ¿eran reales los hipotéticos ríos observados?

Las franjas oscuras, se conocen como recurring slope lineae (RSL), y presentan una anchura que puede variar entre los 0,5 y los 5 metros. Curiosamente, solo se han visto en las épocas más cálidas del planeta rojo. El investigador principal de aquel estudio, Alfred McEwen de la Universidad de Arizona, comentaba que “ese comportamiento solo podría explicarse en el caso de que se tratara de filtraciones de agua”.

A pesar de esta posible explicación, lo cierto es que a día de hoy no se conoce exactamente el origen de dicha filtración, ni tampoco el mecanismo que subyace al movimiento fluvial, en caso de que se confirmase exactamente que esas franjas oscuras corresponden a agua líquida en Marte.

Tras el estudio de 2011, McEwen ha hallado de nuevo estas extrañas líneas negras en el ecuador del planeta rojo, incluyendo la garganta conocida como Valles Marineris. Sin un mecanismo de reposición adecuado, el hielo subsuperficial que podría haber debajo del suelo del planeta ya habría sublimado. Este hallazgo, por tanto, podría confirmar la presencia de agua líquida en Marte, en forma de ríos fluviales peculiares.

En este último caso, las esperanzas para encontrar vida en el planeta rojo seguirían intactas. Y es que la presencia de corrientes de agua subterráneas permitiría la presencia de microorganismos, además de garantizar que, al estar bajo la superficie marciana, estarían protegidos de radiación y temperaturas extremas.

La búsqueda de vida en estas zonas, sin embargo, se antoja complicada. Y es que cualquier rastreo en dichas regiones podría implicar posibles contaminaciones microbianas externas. De lograr poner un pie sobre el planeta rojo, las condiciones para la investigación serían realmente complicadas.

Sin embargo, antes de iniciar el estudio en profundidad de estas franjas oscuras, necesitamos conocer aún más a fondo el planeta vecino, lo que estamos consiguiendo con el inestimable trabajo del Curiosity. Las líneas oscuras, que podrían suponer la presencia de agua líquida en Marte, sigue siendo a día de hoy un misterio intrigante.

ALT1040