ACS se adjudica contratos en EE UU por un valor de 382 millones de euros

El Grupo ACS ha ampliado su cartera tras hacerse con contratos por valor de 382 millones de euros en Estados Unidos. Cuatro de ellos se realizaron en Florida por un importe de 199,4 millones de euros a través de su filial Prince Contracting. Los proyectos forman parte del plan de mejoras viales del departamento de transportes de ese Estado en los condados de Orange, Santa Rosa y Hernando.

 

1429447058_708890_1429453158_noticia_normalConstruirá varias infraestructuras en los Estados de Florida, California y Massachusetts.

 

El Grupo ACS ha ampliado su cartera tras hacerse con contratos por valor de 382 millones de euros en Estados Unidos. Cuatro de ellos se realizaron en Florida por un importe de 199,4 millones de euros (216,7 millones de dólares) a través de su filial Prince Contracting. Los proyectos forman parte del plan de mejoras viales del departamento de transportes de ese Estado en los condados de Orange, Santa Rosa y Hernando. ACS también construirá un segmento de una nueva circunvalación al Noroeste del área metropolitana de Orlando conocida como Wekiva Parkway, licitado por la CFEA (Central Florida Expressway Authority.

“La adjudicación de estos nuevos proyectos continúa fortaleciendo la presencia de ACS en Estados Unidos y, sobre todo, en Florida”, asegura la compañía presidida por Florentino Pérez en una nota.

Por otro lado, ACS, a través de sus dos filiales en Massachusetts y New Jersey, J.F. White y Schiavone, ha sido también adjudicataria de la renovación de un viaducto de 1,4 kilómetros de longitud en la ciudad de Springfield (Massachusetts) por un importe de 141 millones de euros. Esta última obra consistirá en la demolición del vial existente y su reconstrucción de tal modo que se mantenga en servicio el tráfico de la autovía en todo momento. El plazo para su ejecución es de 45 meses. La compañía informa de que este es uno de los mayores contratos de estas características dentro del extenso plan de renovación de puentes del Estado de Massachusetts.

Leer artículo completo en El País