La nueva Ley de Parques Nacionales impide extraer agua del Teide

La futura Ley de Parques Naturales impedirá la extracción de agua del acuífero del Teide, el principal recurso hídrico de la Isla. El Cabildo advirtió ayer de las “imprevisibles consecuencias” que podría acarrear sobre la reserva y abastecimiento de aguas subterráneas de Tenerife. Este texto se está tramitando y que se encuentra actualmente en fase de anteproyecto.

 

 

teidagua-distribicion-de-agua Parque Nacional del Teide./TEIDAGUA

 

El consejero de Aguas, Jesús Morales, anunció ayer que presentará alegaciones al respecto y llevará a cabo los contactos políticos necesarios para corregirla, pues “es importante que el Estado reconozca la singularidad de las Islas y en concreto de Tenerife y La Palma principalmente”.

Este anteproyecto de ley incide sobre la prohibición de perforar las galerías de captación en el subsuelo del Parque Nacional del Teide. Se trata de un aspecto que –como aclara el consejero– fue una “cuestión que ya se planteó en su momento y fue corregida”. Morales recordó que, actualmente, el 82% de las aguas que se consumen en la Isla procede de galerías y pozos, y las principales galerías se encuentran en el subsuelo del Parque Nacional.

Según recoge el avance del proyecto, la ley pretende preservar las formaciones naturales de los parques excluyendo toda instalación o uso que altere su paisaje. Para ello declara incompatibles una serie de actividades presentes en el territorio de los parques en el momento de su declaración. Estas deberán ser eliminadas en un plazo establecido legalmente. Entre otras figuran los aprovechamientos hidráulicos y las extracciones mineras, salvo en circunstancias excepcionales, debidamente justificadas por razones de protección ambiental o interés social.

Leer artículo completo en La Opinión de Tenerife



.