Vilasouto podrá cubrir la demanda de agua para todo el verano

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil considera que el agua almacenada actualmente en el embalse de Vilasouto garantiza que durante los meses más secos del año se cubrirá la demanda para abastecimiento y riego. Esta previsión fue efectuada en una reunión ordinaria celebrada ayer en la localidad leonesa de Bárcena por la comisión de desembalse de la cuencia que presidió Francisco Marín, presidente de la confederación.

20130508_084

En el encuentro se señaló que el pantano de Vilasouto está al 95% de su capacidad, con un volumen de agua embalsada de 19 hectómetros cúbicos. La situación también se considera satisfactoria en el embalse de Bárcenas, que está al 88,4%. Marín comparó este escenario con el del mismo periodo del año pasado y lo calificó como «manifiestamente mejor». A este respecto, recordó que en marzo del 2012 la referida comisión tuvo que convocar una reunión extraordinaria para evaluar la situación de estos embalses, que «se encontraban en una situación de mínimos históricos, lo que presagiaba que no se podrían satisfacer las demandas de agua para riego», aunque el problema se palió más tarde con las lluvias de abril y mayo.

En contraste con la sequía registrada en los primeros meses del 2012, según indicó Marín por otra parte, «el año hidrológico está siendo muy húmedo, con aportanciones, hasta la fecha, en torno al 50% superiores al año medio».

Obras de emergencia

La comisión abordó también el problema de contaminación por cianobacterias y microcistinas registrado recientemente en Vilasouto, lo que obligó a interrumpir el suministro a varios núcleos de población de de O Incio que se abastecen directamente del embalse. La solución adoptada para abastecer a estos pueblos -la conexión a la traída municipal- fue calificada como «la más rápida» por los responsable de la confederación. Marín recordó que se espera tener ejecutadas las obras en el plazo de un par de meses.

La Voz de Galicia