Vila y Cañete congelan sus diferencias sobre el plan hidrológico del Ebro

El conseller de Territori i Sostenibilitat, Santi Vila, y el ministro de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, han escenificado este martes una nueva fase en las negociaciones entre sus departamentos de cara a la revisión del plan hidrológico del Ebro. Los dos han acordado la metodología de las próximas reuniones para “asegurar” el futuro del delta del Ebro, pero han aparcado la cuestión espinosa del caudal ecológico del plan actual donde mantienen las discrepancias de fondo.

 

El-conseller-Santi-Vila-y-el-m_54403215777_51351706917_600_226El conseller Santi Vila y el ministro Arias Cañete en su reunión / Ministerio de Agricultura

 

Al salir de la reunión, Vila ha apuntado que la Generalitat mantiene la voluntad de recurrir el plan en la Unión Europea, mientras que el Ministerio ha evitado descartar cualquier trasvase porque ahora no toca hablar de trasvases.

Ha sido una reunión de una hora en la sede del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente en Madrid donde además del ministro, por parte del gobierno español ha participado el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, la directora general de Agua, Liana Ardiles, y la jefa de gabinete del ministro.

 

SIN ACUERDO SOBRE EL CAUDAL
El conseller Vila ha hecho una valoración positiva del encuentro aunque ha apuntado que los dos equipos no han hablado todavía de caudales ecológicos. La Generalitat quiere que el caudal en el tramo final del Ebro sea de 7.000 hectómetros cúbicos, pero el plan de cuenca que el gobierno español aprobó el pasado 28 de febrero tan sólo garantiza 3.000.

Con todo, Vila ha destacado que los dos han “coincidido” en que el Delta es “un lugar muy sensible y dinámico” donde “concurren muchas causas que lo alteran” y donde el Estado y la Generalitat tienen que acordar “una estrategia conjunta para garantizar que las próximas generaciones podrán vivir y disfrutar del Delta como hoy lo conocemos”.

Leer artículo completo en diario LA VANGUARDIA