Una herramienta del Instituto de Hidráulica muestra los efectos del cambio climático en el litoral

Medio Ambiente lanza un proyecto para evaluar la vulnerabilidad de las zonas costeras

 

 

Experimento con el Gran Tanque del Tormenta del IH. / Javier Cotera

Una herramienta interactiva desarrollada por el Instituto de Hidráulica (IH) de la Universidad de Cantabria permitirá conocer los riesgos y los impactos que el cambio climático tendrá sobre las costas españolas, una información imprescindible para desarrollar las estrategias de adaptación a este fenómeno.

Así lo ha destacado la directora de la Oficina Española de cambio Climático, Susana Magro, en la presentación hoy del proyecto “Cambio climático en la costa española”.

La herramienta, presentada en el Ministerio de Medio Ambiente, ha sido desarrollada por el Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria junto con la Oficina Española de Cambio Climático y la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar.

Es la primera fase del proyecto “Cambio climático en la costa española”, que según Susana Magro, cubre una demanda del Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático y busca minimizar los impactos de este fenómeno en los sistemas costeros españoles identificando medidas de adaptación.

Este proyecto es especialmente relevante porque España tiene una franja costera muy amplia -7.880 kilómetros- donde se concentra la mayor parte de la población, ha destacado Magro.

La herramienta, llamada “visor C3E”, permitirá realizar consultas numéricas y georreferenciadas de las diversas dinámicas que afectan a la costa, como el aumento del nivel del mar o los patrones de oleaje y vientos.

“Pretende dar una visión general de la situación, de una forma muy intuitiva”, ha asegurado durante la presentación el ingeniero Íñigo Losada, del Instituto de Hidráulica Ambiental.

Según Losada, “la línea a seguir en el estudio del cambio climático es vincularlo a los riesgos”.

En ese sentido, su trabajo permitirá predecir cómo se modificará la estructura de las playas, con qué frecuencia sufrirán inundaciones, cómo se verá afectado el turismo o el impacto sobre infraestructuras y ecosistemas costeros.

Para conocer el riesgo han incluido los datos relativos a la “exposición” del litoral, a la “peligrosidad” -por un mayor oleaje, por ejemplo- o la “vulnerabilidad”, que depende de los usos del suelo en la costa.

Losada ha asegurado que, independientemente del escenario, las consecuencias del cambio climático serán muy importantes en todo el litoral, “de centenares de millones de euros”.

Andalucía, Cataluña y Comunidad Valenciana serán las más afectadas por la subida del nivel del mar, y “los temporales en invierno cada vez serán más intensos”, sobre todo en el Cantábrico, ha detallado Losada.

Los investigadores trabajan con dos tipos de predicciones: las tendencias a medio plazo, más precisas, basadas en observaciones del pasado, y las proyecciones a largo plazo, basadas en modelos climáticos.

La herramienta se irá actualizando con nuevos estudios, como el próximo informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático de la ONU, que se publicará en 2014.

Losada ha destacado que en las bases de datos se incluye información “de alta resolución”, porque para que las medidas de adaptación sean efectivas, deberán ser planteadas a escala local.

Desde el instituto ya preparan un modelo para realizar un análisis detallado de la adaptación de la costa asturiana.

La siguiente fase del proyecto del “Cambio climático en la costa española” será la presentación, el año que viene, de un informe completo de síntesis con los datos recopilados por el equipo investigador.

El Instituto de Hidráulica Ambiental ha desarrollado un proyecto similar sobre los efectos del cambio climático en América Latina y Caribe, junto con la Oficina Española de Cambio Climático y la Comisión Económica de Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Fuente: eldiariomontanez