Una «auditoría hídrica» vigilará los usos del Tajo para garantizar el trasvase

Una «auditoría hídrica» vigilará los usos del agua en la cabecera del Tajo para garantizar que, al margen de respetarse el caudal ecológico, existan sobrantes que trasvasar al Segura. Así lo trasladó ayer el director general del Agua de la Generalitat, José Alberto Comos, a los integrantes de la Mesa del Agua reunida en Alicante para analizar el plan de cuenca del Tajo, que eleva la reserva mínima a partir de la cual se puede trasvasar agua de 240 a 400 hectómetros.

 

P4090243

La auditoría, a cargo del Ministerio, garantizará el trasvase en los «volúmenes trasvasables» y su actual «statu quo». Esta auditoría se cerciorará de que se efectúan los desembalses en los dos pantanos de cabecera, Entrepeñas y Buendía, de forma que incluso en tiempos de sequía estarán asegurados tanto el caudal ecológico como los excedentes para el Segura. La auditoría se establecerá en el memorando que tienen previsto firmar la próxima semana el Gobierno, Murcia y la Comunidad, y del que ayer se descolgó Castilla-La Mancha con un «no somos parte del mismo» en boca de su consejera de Fomento, Marta García de la Calzada.

El Gobierno estudia asimismo para articular el trasvase la fórmula de la «cesión de derechos» negociada y acordada en los llamados «bancos del agua» que «tan buenos resultados ha dado en California en tiempos de sequía», según Comos. Los responsables de las administraciones son partidarios de que los propios regantes negocien entre ellos directamente, sin interlocutores políticos que en ciertas situaciones (el Júcar-Vinalopó) «no han estado finos», en opinión del representante de la Generalitat.

Mesa técnica

Por otra parte, una comisión técnica integrada exclusivamente por expertos y sin ningún representante político se encargará del análisis exhaustivo de los 3.800 folios del anteproyecto del Plan Hidrológico del Tajo, en lo que afecta a la provincia de Alicante, para asesorar sobre las posibles alegaciones en defensa de los intereses del campo del Segura.

La integrarán especialistas de las Universidades de Alicante y Elche, del Instituto de Estudios Económicos INECA (Joaquín Melgarejo), el jefe de Servicios de Infraestructuras de la Diputación de Alicante, y Francisco Santiago, ingeniero del Consorcio de Aguas de la Vega Baja. El Plan del Tajo prevé 390 actuaciones hasta 2027. La comisión técnica lo va a desmenuzar para fundamentar las decisiones que luego adopten los políticos, y en lo sucesivo recibirá otros encargos similares para realizar estudios de análisis.

La Mesa del Agua de Alicante, en la que quedó patente el malestar del presidente de ASAJA, Eladio Aniorte, por sus temores a posibles recortes del trasvase, también aprobó un reglamento de funcionamiento interno.

Pastor pide «prudencia» a AVA

Mientras, la presidenta de la Diputación, Luisa Pastor, pidió ayer al presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA), Cristóbal Aguado, «prudencia» en el debate sobre el agua, después de que éste alertara de la posible repercusión para el campo valenciano de los recortes en el Tajo-Segura, en forma de mayores trasvases desde el Júcar. Pastor matizó que se trata de zonas de riego diferentes.

ABC

.