Una alegación del PSOE obligaría a «cerrar» el Tajo-Segura

La toma de posiciones respecto al plan de cuenca del Tajo -y el aumento de la reserva mínima en los embalses de cabecera del trasvase al Segura que contempla dicho plan- ha sacado a relucir las contradicciones de los socialistas en materia hídrica. Mientras el PSPV se presenta en la Comunidad como defensor de la transferencia y arremete contra el Consell porque, a su juicio, no está defendiendo los intereses de la región, sus compañeros de partido en Castilla-La Mancha han presentado una batería de alegaciones al plan que, de aceptarse, supondrían el cierre del trasvase.

trasvasetajo--644x362Imagen del aspecto que presentaba el embalse de Entrepeñas en el año 2006, en plena sequía/ Ignacio Gil

Así, el pasado viernes -último día de plazo para presentar alegaciones- unos 40 alcaldes socialistas de Castilla-La Mancha, con el secretario general del PSOE de Toledo (y alcalde del municipio de Escalona), Álvaro Gutiérrez, presentaron sus propias alegaciones para pedir que la reserva mínima en los embalses de Entrepeñas y Buendía se eleve hasta los 900 hectómetros cúbicos, frente a los 400 que contempla el plan de cuenca. Cabe recordar que, en la actualidad, la reserva mínima está establecida en 240 hectómetros.

La solicitud del PSOE de Castilla-La Mancha, de aceptarse (cosa que parece poco probable) supondría de hecho el fin de la transferencia, dado que Entrepeñas y Buendía no almacenan esa cantidad de agua más que en momentos excepcionales. En estos momentos, sin ir más lejos, los dos embalses de cabecera almacenan juntos 729 hectómetros, según los datos de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT). Es decir, con el planteamiento del PSOE, faltarían casi 200 para poder aprobar una mínima transferencia al Segura.

Leer noticia completa en ABC