Un nuevo mapa toponímico identifica y delimita 103 “tancats” de L’Albufera

Un nuevo mapa toponímico del Ayuntamiento de Valencia identifica y delimita el perímetro de 103 “tancants” de L’Albufera, unas parcelas ganadas al lago para uso agrícola, que suman 5.200 hectáreas, están destinadas al cultivo del arroz y son un “filtro verde natural” del agua que llega al lago. La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha presentado hoy en la Casa Forestal de El Saler este nuevo mapa, en el que “por primera vez” se detallan estos espacios que rodean el lago de L’Albufera y que, ha subrayado, lo convierte en una “herramienta” de gestión del agua de las Administraciones y de orientación por los arrozales.

 

arroz junto a la albuferaCampos de arroz junto a la Albufera

 

Al acto ha asistido el concejal de la Devesa Albufera, Vicente Aleixandre, así como otros miembros del equipo de gobierno, presidentes de “tancants”, cooperativistas y motoristas, nombre con el que se conoce a los que controlan en bombeo del agua en estos espacios.

El jefe del servicio de la Devesa, Ángel Maruenda, ha explicado que anteriormente había mapas de estas parcelas pero hasta ahora no se había delimitado su perímetro ni se habían identificado tantas por su nombre más común.

Ha definido estos espacios como superficies de tierra con una gestión común del agua, delimitadas a través del recrecimiento de la mota o porción de tierra con que se ataja el paso del agua en una acequia, y cuyo bombeo, en sus inicios con tracción animal y ahora de forma eléctrica, ha evolucionado en el tiempo.

La alcaldesa ha asegurado que el nuevo mapa es un “documento de enorme valor porque por primera vez se dispone de toda la información detallada de la zona más importante del Parque Natural, que forma parte del marjal”.

“Era un proyecto ambicioso y difícil pero que ya es una realidad”, ha apuntado Barberá, para quien permitirá “profundizar en el conocimiento” de L’Albufera, “la joya natural” de los valencianos que, según ha defendido, “se merece” ser reserva de la Biosfera y Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Leer artículo completo en diario LA VANGUARDIA