Un modelo hidrológico predice cómo afecta el cambio climático a ríos y embalses

Un modelo matemático desarrollado por investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) permite prever el impacto del cambio climático sobre la hidrología de la cuenca y la carga sedimentaria de los ríos y determinar la vida útil de los embalses en función de la evolución del clima. Los investigadores lo han aplicado a la cuenca del río Ésera y el embalse de Barasona (Pirineo Central), en un estudio conjunto con la Universitat de Lleida que concluye que la vida útil del embalse para los escenarios climáticos analizados oscila entre los 100 y los 163 años, según han informado a Efe fuentes de la UPV.

 

Vista parcial del embalse del Ebro, cerca del nacimiento del río.

 

La herramienta es una nueva aplicación de TETIS, modelo desarrollado por el Instituto de Ingeniería del Agua y Medio Ambiente (IIAMA) de la UPV, de referencia en el ámbito de la investigación hidrológica.

La aplicación ya se ha implementado en cuencas de todo tamaño, desde menores a un kilómetro cuadrado (en trabajos de investigación en diversas cuencas experimentales) hasta los 98.500 kilómetros cuadrados del río Ródano en Francia.

Ahora, los investigadores han aplicado TETIS en la cuenca del río Ésera y al embalse de Barasona, en un estudio en el que la Universitat de Lleida ha suministrado datos de sedimento en suspensión de alta resolución temporal obtenidos durante los últimos diez años.

Sus conclusiones han sido publicadas en el Journal of Soils and Sediments, dentro del volumen especial ‘Analysis and modelling of sediment transfer in Mediterranean river basins’.

Leer artículo completo en diario EFE VERDE