Un 35% de usuarios pagará sin que se depuren sus aguas

Un 35% de las aguas residuales de Algeciras sigue sin llegar a la depuradora de Isla Verde. Así lo manifestó ayer a este diario el portavoz de la organización ecologista Agaden, Juan Antonio Carrasco.

 

(andaluciainformacion) El motivo es la deficiente red de estaciones de bombeo en Algeciras, que da lugar a que las aguas fecales de determinadas zonas se mezclen con los pluviales y saturen colectores como el de la Cuesta del Rayo.

El desborde de agua en esta estación de bombero lleva a que gran parte de estos pluviales y fecales mezclados vaya al lugar donde antes se encontraba la Playa de Los Ladrillos, causando desagradables olores.

Desde Agaden aseguran “tener analíticas” que demuestran este hecho, y señalan que, a su vez, el problema se extiende a otras zonas. Así, recordaron que la mezcla de fecales y pluviales en distintas barriadas, como la zona de El Cobre, La Perlita, Aguamarina y gran parte de la zona baja de la ciudad vierta directamente sus aguas en el Río de la Miel. Eso sin olvidar otro vertido importante en la zona de El Rinconcillo.

Ello provoca, según el Partido Andalucista, que un 35% de la población algecireña vaya a pagar tasas de depuración de aguas que no van a llegar a la depuradora.

Agaden y el PA extienden este problema a barriadas como San José Artesano, la Cuesta del Rayo e incluso San Bernabé, en las que buena parte de sus aguas acaban vertidas y no en la EDAR.

“Algeciras, con los habitantes que tiene, debería tener canalizaciones no mezcladas de pluviales y fecales y depurar el 100% de sus aguas”, resaltó Carrasco.

Ante esto, aboga por “desarrollar un proyecto integral para tratar todas las aguas sucias de Algeciras”.

Manejando estos datos, para el portavoz andalucista, Hermenegildo González, manifestó que “el funcionamiento de los colectores que tanto se están demandando es lo que provoca que muchas partes de Algeciras sigan teniendo seras dificultades”.

En cuanto al problema de los colectores, comentó que “estamos pendientes de que se nos convoque para ver los estudios del proyecto en sí y el coste, y buscar mecanismos de financiación”.

En la misma línea van las declaraciones de Antonio Delgado, de Izquierda Unida. “Después del gran esfuerzo en infraestructuras” que ha supuesto la EDAR, “para evitar se viertan aguas fecales al mar directamente hay que continuar en ese tema con el sistema de colectores”. Abogó por que “con el esfuerzo de todos” se ponga sobre la mesa una solución, “si no a corto plazo, a medio plazo. No es de recibo que a estas alturas el sistema de saneamiento no sea separativo y se mezclen aguas pluviales y fecales”. Agregó que “tenemos una instalación de nueva generación, pero no tenemos capacidad de llevar allí todas las aguas”.

 

Costes
El portavoz del PSOE, Diego Sánchez Rull, recordó que durante la fase de pruebas de la EDAR, los costes de su funcionamiento eran asumidos por la contratista “como partida de la adjudicación”.

De igual modo, reseñó, como corroboraron después fuentes de la Mancomunidad, que se había contratado ya a unas 15 personas para las tareas de la planta. En esta última fase, habría sido Aqualia la que asumía los costes, aunque aún no se está cobrando aún la tasa, aunque Sánchez Rull cree que llegará el próximo mes.

El portavoz recordó que están a la espera también de contestación por parte del Defensor del Pueblo acerca de la falta de respuesta del PP, entre otras cuestiones, por el cobro de la tasa de depuración a los vecinos que tributan a la depuradora de El Faro.

Balance de depuración

La Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Isla Verde ha depurado desde el pasado 27 de agosto, momento en que comenzó a gestionarse a través de Aqualia, socio privado de Emalgesa, con la titularidad de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar, un total de 1,65 millones de metros cúbicos de agua, el 100% de lo que ha entrado.

Así lo indicaron fuentes de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar, desde donde apuntaron que la planta está al 100% de su capacidad de rendimiento desde su asunción por parte de Aqualia y el ente mancomunado.

El promedio de caudal de entrada de aguas en la EDAR algecireña es, según los informes con que cuenta el ente mancomunado, de 29.000 metros cúbicos al día, con lo cual se cumple, a priori, con los objetivos que se han marcado sus gestores.

Hay que recordar que la planta entró en funcionamiento de prueba a principios del mes de noviembre de 2011, algo que confirmó el entonces diputado socialista Salvador de la Encina.

La puesta en marcha de la EDAR tuvo lugar na vez que Endesa completó la operación de descargo de la línea de suministro eléctrico y desprecintado del contador.

De este modo, se dispuso ya de energía para que comenzase el llenado de los depósitos, se estabilizasen, se regulasen y se efectuasen las comprobaciones de los parámetros de funcionamiento de la depuradora, un proceso que comenzó entonces y que se prolongó durante algunos meses.

 

¿Quieres recibir esta y mucha más información de forma gratuita directamente en tu correo electrónico? Subscríbete en nuestro boletín digital