Teidagua ofrece comprar pozos y galerías a los aguatenientes

La empresa mixta que gestiona el suministro de agua en La Laguna, Teidagua, ultima un plan para aumentar su autonomía comprando acciones de pozos y galerías de agua en manos de los conocidos como aguatenientes. El primer teniente de alcalde y concejal de Aguas, Javier Abreu, aseguró ayer que la compañía “tiene dinero para hacerse con acciones de un recurso tan importante como este” y anunció que el año que viene podrían cerrarse las primeras operaciones.

 

 

teidagua-transporte-de-agua

Teidagua, participada en un 51% por el Ayuntamiento lagunero, inició bajo la dirección de Abreu un proceso de generación de recursos propios con la apertura de un nuevo pozo en Las Mercedes, con reservas suficientes para abastecer a 20.000 vecinos, y el proyecto de otro en La Vega.

El Consejero insular de Aguas confirmó que no dará más licencias para hacer pozos en La Laguna. Para garantizar el suministro y a la vez rebajar la factura de 7,2 millones que paga al año Teidagua para comprar agua, la compañía explorará esta nueva alternativa.

Según Abreu, este es un “buen momento” para encarar la compra de acciones de pozos y galerías. “La crisis es un factor económico que juega a nuestro favor y también hay una cuestión social, que es que muchos herederos que tienen interés en vender y más si el comprador es una institución pública”.

Para aprovechar esta circunstancia, el concejal socialista espera tener las primeras partidas económicas del proyecto incluidas en el presupuesto de 2014. Lo que aún no se atreve a adelantar es a qué escala entrará en el mercado. “Tendremos que evaluar las ofertas. Pero, sin duda, será por lo que apostaremos en los próximos años”, confirmó el edil. En un escenario peculiar como el de Canarias, en el que un recurso de primera necesidad como es el agua es privado, “la única forma de tener recursos propios, con la ley actual, es excavando o comprando pozos”, recalcó Abreu.

Muy poco se sabe sobre quienes son los dueños del agua y menos aún de los beneficios genera su negocio en la Isla. Javier Abreu anima a quienes quieran vender sus explotaciones a presentar propuestas a Teidagua. “Nosotros las analizaremos y haremos nuestras ofertas”, aclara. No obstante, teme que este “no sea un proceso simple porque habrá que negociar con muchos herederos dueños de acciones”.

Leer más

La Opinión