Severa falta de agua en 43 municipios (Mx)

Las regiones Norte, Altos Norte, Altos Sur y Ciénega de Jalisco sufren una “severa falta de agua por la sequía” de los últimos años, reconoce la Comisión Nacional del Agua (Conagua). En estas zonas hay 43 municipios y las escasas lluvias de años pasados los afectan en diferentes grados; sin embargo, en el Congreso del Estado no etiquetaron recursos para atender la crisis acumulada.

Falta de líquido para consumo humano y para las actividades agrícolas y ganaderas, que son las vocaciones económicas de mayor relevancia en esas regiones, son los principales problemas.

Assets Informador“En Ojuelos (Altos Norte) la cosa está grave. Con 36 mil habitantes, a la pobreza extrema hay que añadirle que 70% de la población tiene problemas de agua”, revela el alcalde José de Jesús Tovar. “Los manantiales se secaron en varias comunidades, por eso ya solicité pipas (a los gobiernos federal y estatal) porque hoy no tenemos apoyo. De la ganadería y la agricultura mejor ni hablo… ¡Volteen a ver a Ojuelos!”, pide a las autoridades.

En 2012, dependencias federales y estatales apoyaron en el abasto de agua potable y perforación de pozos a comunidades de Lagos, Ojuelos, Huéjucar, Mezquitic, Chimaltitán, Villa Guerrero, Teocaltiche, Encarnación de Díaz, Unión de San Antonio, Arandas y San Miguel el Alto. En el campo, el Congreso sí etiquetó 80 millones dirigidos a productores de 40 municipios que perdieron sus cosechas en 2011.

“En 2013 nos dejaron (el Congreso) un presupuesto raquítico”, critica Ricardo Rhon, director de Proyectos Estratégicos de la Secretaría de Desarrollo Rural. “Tenemos un seguro para daños (catastróficos) por 20 millones y estamos viendo cómo hacer la bolsa más grande con la Sagarpa; queremos llegar a los 100 millones de pesos. En la próxima semana (ésta) informaremos la cantidad exacta para apoyar a los afectados de la sequía”.

Gracias a los recursos etiquetados en 2012 se entregaron a municipios cheques de entre uno y 4.5 millones de pesos para productores. El problema es que el dinero se trianguló con los ayuntamientos y, en varios casos, no llegó a los afectados, denuncia Andrés Ramos Cano, presidente de la Unión Ganadera Regional de Jalisco. “Urge reactivar los programas contra la sequía y que los recursos se entreguen directamente a los afectados”.

El sector ganadero registra un acumulado de 600 mil cabezas de ganado desaparecidas. El hato ganadero (cuatro millones de cabezas) se desplomó 15%. Por su parte, la Confederación Nacional Campesina ya realiza un recuento de daños en Jalisco, indica su titular Roberto de Alba. En 2012 se registraron afectaciones en más de 250 mil hectáreas.

Informador