Sesenta organizaciones piden un cambio en la política hidráulica en Aragón

Al menos sesenta organizaciones y colectivos se manifestarán el próximo sábado en Zaragoza para exigir a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) un cambio en la política hidráulica para hacerla más sostenible social y medioambientalmente y más económica.

 

 

Distintos colectivos acuden además a la protesta en solidaridad con los ocho imputados por delitos de atentado durante la carga policial ocurrida en Artieda (Zaragoza) el pasado 10 de octubre para disolver la concentración que se había convocado para impedir la expropiación de terrenos para la construcción del embalse.

Por ello la protesta estará encabezada por una pancarta con el lema “Contra la dictadura de la CHE. Ríos y pueblos vivos” seguida de otra en la que se leerá “Imputados por defender la tierra, ni pasasteis ni pasareis”.

La protesta comenzará con una concentración frente a la sede de la CHE en la que confluirán las tres columnas de manifestantes que habrán partido de distintos puntos de la ciudad y que conjuntamente se dirigirán en manifestación hasta la plaza de la Seo.

Desde la Plaza de la Magdalena partirán las gentes de Artieda, Jacetania y miembros de la Asociación Río Aragón, desde la plaza de San Francisco saldrán los afectados por la regulación del Jalón y habitantes del Delta del Ebro y desde la plaza de las Canteras los afectos por los embalses de Biscarrués y de la Galliguera.

Desde la Asociación Río Aragón han explicado en rueda de prensa que con esta movilización se quieren denunciar la actuación que durante décadas ha llevado a cabo la CHE contra pueblos y comarcas de Aragón “arruinando” su sistema de vida.

Esta organización, recuerdan, lleva más de veinte años presentando alternativas más baratas, eficientes, sin conflictos medioambientales y más económicas que las infraestructuras hidráulicas que plantea el organismo de cuenca.

Un modelo que, según Nacho Escartín, de Ecologistas en Acción, está “acabando con la tierra y los recursos” y “sacando a la gente de la tierra”.

Todos los representantes de los diversos colectivos que han intervenido en la rueda de prensa también han denunciado la actuación de la Guardia Civil durante las expropiaciones de Artieda, “más propias de la época franquista”, como ha puesto de manifiesto Armando Gol, de Puyalón de Cuchas, organización que tiene dos imputados por los sucesos.

En estos sucesos se usó “una violencia que se creía ya erradicada”, ha lamentado Maite de Santos, de la Asociación Biscarrués-Mallos de Riglos, quien ha advertido que “la violencia engendra violencia” y “por ahí no vamos a pasar”.

Fuente: El Ideal