Regantes se movilizan para exigir a la Junta 6.000 metros cúbicos de agua por hectárea

Ocho comunidades de regantes de la Demarcación Hidrográfica del Tinto-Odiel-Piedras acusan de “arbitraria” a la Junta de Andalucía en el reparto de los derechos para regadíos. Según denunciaron en un comunicado estos colectivos, “después de décadas regando en régimen de precario y haber realizado inversiones por valor de cientos de millones de euros, las 41.000 hectáreas representadas por estas comunidades de regantes están en serio peligro de supervivencia.

 

0001528620_230x230_jpg000Balsas de regadío en la zona del Condado

 

Y no es por falta de recursos hídricos o de mercados para sus cosechas -apostillaron-, sino por una decisión política de la Consejería de Medio Ambiente al proponer a sabiendas concesiones de aguas superficiales definitivas con dotaciones totalmente insuficientes para garantizar la viabilidad de las explotaciones”.

Estas comunidades de regantes -que abarcan la del Chanza y El Piedras, la del Piedras-Guadiana, la del Andévalo Almendro, Onuba, Palos de la Frontera, Sur-Andévalo, Valdemaría y Andévalo-Guadiana- entienden que esa dotación no puede ser otra que los 6.000 metros cúbicos por hectárea con independencia del cultivo.

Sostienen que “a fin de que los onubenses tengan conocimiento del serio riesgo que asume la economía de muchas de sus poblaciones y que con toda seguridad dará al traste con su débil recuperación, denunciamos una imposición política que atenta contra uno de los pilares básicos de la economía provincia, por ende fuente inagotable de creación de puestos de trabajo”.

Leer artículo completo en diario HUELVA INFORMACIÓN