PSOE murciano y valenciano crean un frente común en defensa del trasvase Tajo-Segura

El PSOE de la Región de Murcia y de la Comunidad Valenciana han manifestado su rechazo al preacuerdo que hace posible el borrador del plan de cuenca del Tajo, que eleva la reserva de cabecera hasta los 400 hectómetros cúbicos, porque supone “la muerte del trasvase Tajo-Segura”, y han anunciado que van a crear un frente común en defensa del acueducto y para buscar “soluciones”.

 

 

 

fotonoticia_20130325125936_500

Para ello, las ejecutivas de los dos partidos han anunciado que van a trabajar conjuntamente y se han planteado un calendario de actuaciones, entre las que se encuentran la elaboración de un estudio económico y jurídico “riguroso” sobre las modificaciones aplicadas a la explotación del trasvase, que será encargado a expertos universitarios para demostrar “lo dañino que es el acuerdo”.

Además, ambas ejecutivas presentarán enmiendas al plan de cuenca del Tajo en el periodo de seis meses abierto a tal efecto, y desarrollarán una campaña de divulgación de las consecuencias que tiene el borrador del plan de cuenca del Tajo para el futuro de ambas comunidades tal y como está redactado.

Así lo han hecho saber en rueda de prensa el secretario general del PSRM, Rafael González Tovar, y el secretario general del PSPV, Ximo Puig, tras mantener una reunión a la que también han asistido diputados y otros cargos institucionales y orgánicos de ambas organizaciones políticas. En este encuentro, ambas ejecutivas han acordado crear una comisión para coordinar todas las actuaciones de cara al futuro.

Puig ha destacado que el borrador del plan de cuenca del Tajo “es una amenaza seria, de muerte, al trasvase Tajo-Segura”, y recuerda que las condiciones que plantea el borrador “hacen imposible durante mucho tiempo el acueducto”.

González Tovar lamenta que el borrador del plan de cuenca del Tajo, tal y como está planteado, “viene a decir que los murcianos y valencianos paguemos en efectivo y en directo, que luego verán si nos van devolviendo algo a lo largo del tiempo, por lo que es un pago en diferido, imposible de cumplir”.

Ante esta situación, los socialistas murcianos y valencianos se proponen mostrar una posición “de firmeza, de seguridad y de armonía entre dos regiones que no están dispuestas a bajar los brazos, porque no estamos jugando el futuro”, añade Puig.

Su intención es que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy “diga si cree en el Mediterráneo o no porque, hasta ahora, todas las decisiones que toma son en contra del Mediterráneo, en infraestructuras, en financiación y en capacidad de garantizar el agua para siempre y para todos de verdad”.

La intención de ambas ejecutivas con su campaña es “desenmascarar el cinismo político sin límites del PP, que ha hecho históricamente del agua una bandera de confrontación”. Ahora, Puig dice que se ve “con total claridad” que todo ha sido “una burda maniobra más. La propaganda, propaganda es, y queda absolutamente en el olvido”.

Para “ganar este partido”, González Tovar cree que los presidentes murciano y valenciano, Ramón Luis Valcárcel y Alberto Fabra, deben de “ponerse las camisetas de nuestras regiones y ponerse a trabajar por nuestras comunidades, que es lo que más se echa en falta”.

El secretario general de los socialistas murcianos ha advertido que el trasvase “morirá” en cuanto “llegue la primera sequía”. En concreto, ha dicho que según un preinforme conocido este lunes revela que, según las nuevas normas de explotación que marca el preacuerdo, no habría sido posible trasvasar agua durante “77 meses” en los últimos años.

Específicamente, ha añadido que habría sido imposible trasvasar agua desde agosto de 2005 hasta abril del 2007, así como desde agosto de 2007 hasta enero de 2009, y desde septiembre de 2009 a diciembre de 2009. Por lo tanto, asegura que la muerte del trasvase “está anunciada” y el único problema es “ponerle fecha a ese certificado de defunción”.

A nivel regional, González Tovar ha anunciado que se va a registrar una moción en la Asamblea Regional para pedir que el parlamento y el Gobierno autonómico no acepten el preacuerdo. Además, esta moción pedirá que se constituya la comisión especial del agua para que comparezca en ella el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura, expertos y otros representantes sociales y empresariales.

LAS OPCIONES DEL TAJO MEDIO Y DEL DUERO

González Tovar y Puig también se han referido a la opción de recuperar el trasvase del Tajo Medio y la posibilidad de alimentar la cabecera del Tajo con caudales del Duero, que ya se contemplaron en el Libro Blanco del Agua y que ahora vuelven a ser contempladas como alternativas, según publica este lunes el diario La Opinión de Murcia.

En este sentido, el secretario general del PSRM cree que el Gobierno de España “tiene ahora la obligación de decir dónde están las soluciones”. “Los socialistas murcianos y valencianos estamos abiertos a que esas soluciones se pongan cuanto antes sobre la mesa”, ha añadido González Tovar.

Así, ya sea el Tajo Medio, el Duero o cualquier otra aportación que se pueda hacer a la cabecera del Tajo “es la única solución para que estemos tranquilos en el levante español”.

De todas formas, González Tovar ha mostrado su sorpresa de que sea el consejero de Agricultura y Agua murciano, Antonio Cerdá, quien ponga ahora el trasvase del Duero encima de la mesa, porque es una opción “que siempre ha estado ahí, y por la que el Gobierno regional no ha batallado nunca”.

“De pronto, el Gobierno murciano ha olvidado otras promesas que habían hecho a los electores de esta zona”, ha aseverado el secretario general de los socialistas murcianos. Por ejemplo, recuerda que Cerdá se comprometió a “dimitir de inmediato” si el trasvase del Ebro no aparecía en el programa electoral del PP.

A su juicio, antes de ponerse otras soluciones “en la boca”, Cerdá “tiene que dejar obligatoriamente la Consejería de Agricultura y Agua”.

POSTURA DE LOS REGANTES

Al ser preguntados por la postura mantenida por los regantes ante el preacuerdo, González Tovar cree que responde a la “cautela” y a no dar nada por perdido, así como “no querer llegar a una confrontación en el momento actual, porque en esta primera fase se ha apostado por la negociación”.

El secretario general del PSRM ha anunciado que mantendrá una reunión este miércoles con el presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura, José Manuel Claver, y a lo largo del encuentro intentarán “profundizar” sobre esa posición.

De todas formas, González Tovar ha considerado “sorprendente” a nivel general que la sociedad murciana acepte “sin alboroto alguno” una solución que es tan perjudicial, aunque reconoce que hay “inquietud interna”.

Puig ha señalado que hay “bastante debate” en la respuesta de la sociedad valenciana, y hay organizaciones “que tienen una respuesta más directa, y otras piensan que hay todavía un espacio de negociación en estos seis meses”.

Por otra parte, González Tovar ha explicado que el PSOE Federal quiere que el PP, que hoy tiene “todas las comunidades autónomas y el Gobierno de España a su disposición, se manifieste a este respecto”. El partido, añade, se está jugando “en la calle Génova, donde se está la sede del PP”.

Admite que ha habido algunas “dificultades territoriales” en el seno del PSOE, y cada uno “hemos defendido nuestra tierra”, cree que es ahora cuando el PP “tiene que hacer valer esas soluciones que decía tener”.

Europa Press