Preocupación ante el escaso agua embalsada en el Duero

El nivel de agua embalsada en la cuenca del río Duero está en «niveles preocupantes», según apuntó, ayer en Burgos, la directora general del Agua del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Liliana Ardiles

El alcalde de BurgosEl nivel de agua embalsada en la cuenca del río Duero está en «niveles preocupantes», según apuntó, ayer en Burgos, la directora general del Agua del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Liliana Ardiles. Según apuntó la que fuera responsable técnica de la Confederación Hidrográfica del Duero, el nivel medio de agua embalsada está en torno al 40 por ciento, «muy por debajo» de un año medio. De hecho, ha comparado estos niveles con los que se registraron en 2006, un año que se consideró de «sequía intensa» y en el que se llegaron a producir algunas restricciones de suministro en varios puntos de la cuenca, informa Efe.

Ardiles afirmó que, en este momento, no se puede asegurar que la situación cambiará pese a la reciente caída de chubascos de lluvia y nieve en buena parte del territorio que abarca el río. No obstante, ha confiado en una mejora de la situación la próxima primavera, ya que, en esta zona, suele ser una época de una «buena respuesta de llenado».

Así se expresaba la responsable ministerial, durante la presentación de la ampliación de la estación de Aguas Residuales de Burgos EDAR, cuyas obras comenzarán este verano para que pueda estar concluida en 2015 para no perder fondos europeos.

La ampliación de la estación depuradora, con un presupuesto de 54,9 millones de euros, está concluida en el proyecto «Saneamiento de Burgos: Ampliación de la EDAR y Emisarios de Conexión», financiada en un 70 por ciento por el Gobierno de España -a través de la sociedad estatal Acuanorte y con ayudas del Fondo de Cohesión-, y en un 30 por ciento por el Ayuntamiento que preside Javier Lacalle, a través de la Sociedad Municipal de Aguas.

La construcción de los emisarios supondrá un desembolso de 18,1 millones de euros. Los municipios que se beneficiarán de esta actuación son los de Villalbilla de Burgos, Villagonzalo Pedernales, Alfoz de Quintanadueñas, Quintanilla Vivar, Merindad de Río Ubierna, Quintanaortuño, Sotragero, Rubena, Cadeñajimeno, Castrillo del Val, Ibeas de Juarros, Orbaneja Riopico y Cardeñuela Riopico.

«El objetivo pasa por acabar las obras antes de 2015», apostilló Ardiles, en declaraciones recogidas por Ical, en las que indicó que se trabajará durante 2013 y 2014 para poder acceder a fondos europeos. De este modo, la intención de la Administración General del Estado es comenzar las obras este mismo verano para poder agilizar unos trabajos que se han ido retrasando en el tiempo. Estos tienen dos partes: la ampliación y las conexiones que permitirán a otros ayuntamientos -trece- incorporarse a la depuración.

Fuente: La Razon