Planas se fía del Gobierno para poner en marcha las depuradoras

Más de 5 millones de litros de agua residual sin depurar se vierten al parque · El consejero respalda el trabajo de la Reserva de la Biosfera de la Estación Biológica · La Junta “mantendrá” las inversiones en investigación

 

El consejero se interesa por uno de los trabajos de investigación de la Estación Biológica de Doñana.

(huelvainformacion) El consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Luis Planas, asegura que se fía de la voluntad expresada por el Gobierno de concluir a la mayor brevedad las depuradoras de los municipios del entorno de Doñana para poner fin a los vertidos de aguas residuales. Así lo puso de manifiesto tras visitar las instalaciones de la Estación Biológica de Doñana (EBD).

“Me fío de esa voluntad y espero que sea así, pues hay que ponerlas en funcionamiento sin dilación”, aseguró, pero no quiso entrar en más detalles e indicó que los plazos habrá que preguntárselos a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), que es la que tiene las competencias, tras ser preguntado por informaciones que apuntan a que podrían estar listas en el primer trimestre del 2013.

Lo que sí quiso matizar el consejero es que las competencias de la finalización de las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) de Bollullos y Almonte, está última también tratará las aguas negras de Rociana del Condado, competen a la CHG, depende del Estado, después de que se declarase anticonstitucional el artículo 51 del Estatuto Andaluz por el que las competencias pasaban a la comunidad autónoma. Planas reclamó la puesta en funcionamiento, “sin dilación”, de sendas infraestructuras, si bien eludió entrar en la guerra sobre qué Administración es la culpable de que siete años más tarde las aguas que alcanzan el corazón de Doñana sigan sin depurarse.

Las declaraciones del consejero llegan después de que (hace tan solo unas semanas) se celebrase una reunión entre representantes de la Junta y del Ministerio que sirvió precisamente para hacer pública “una voluntad por parte de la CHG de finalizar las obras”.

La polémica sobre las depuradoras de los municipios del entorno de Doñana se reavivó a principios de octubre cuando la organización WWF denunció con testimonios gráficos el vertido de más de cinco millones de litros de agua residual sin depurar, procedente de los municipios de Almonte, Bollullos Par del Condado y Rociana, al arroyo del Partido, principal fuente de aporte de agua para el Espacio Natural.

Planas también dejó claro que se demorará hasta el próximo ejercicio el Plan de Regadíos de la Corona Norte de Doñana que determinará la superficie regable en el espacio protegido, después que se reconociese que aún está abierto el período de alegaciones, a la par que añadió que buscarán ese “equilibrio entre los intereses legítimos de los agricultores y el medio ambiente”.

Con su visita, el consejero quiso respaldar el trabajo que desarrollan la EBD, a la par que señaló la voluntad de la Junta de “mantener” las inversiones en materia de investigación.

Este encuentro se produjo prácticamente a la par que se dio a conocer que el Ejecutivo de Mariano Rajoy ha reducido en 500.000 euros las subvenciones dirigidas a Parques Nacionales, amén de que se pretende retirar 300.000 euros de los presupuestos Generales del Estado para la regeneración de la finca de Las Marismillas.

Dentro del sentido institucional que le caracteriza, Planas no quiso aprovechar su presencia en el parque para hacer política e incluso echó un capote al Gobierno central al asegurar que los presupuestos tendrán que pasar el filtro de la cámara del Senado, donde “podrían ser aceptadas parte de las enmiendas presentadas por el resto de fuerzas políticas” a fin de que Doñana tenga el apoyo que se merece.

Aún así, avanzó que las prioridades de la Administración tienen como fin cubrir las “necesidades sociales” más perentorias, aunque acto seguido matizó que es una apuesta de futuro mantener las líneas de colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Precisamente ésta fue la línea de trabajo de la institución que representa: cumplir con “las necesidades de hoy para compaginar desarrollo y medio ambiente, respondiendo también a las preocupaciones del mañana”.

Sin embargo, el consejero Luis Planas circunscribió su visita a un modo de conocer de primera mano la labor que desarrolla la EBD y sus más de 300 trabajadores que velan por mantener todas las acreditaciones medioambientales.

Planas también confió en que las negociaciones entre la Comisión Europea y Marruecos, tendentes a cerrar un acuerdo pesquero que garantice que la flota comunitaria pueda seguir faenando en los caladeros alauitas, llegue a buen puerto después de que las primeras reuniones marchen “por buen camino”.

El titular de Medio Ambiente señaló el interés de la Junta de Andalucía en este “importante” acuerdo, si bien declinó la posibilidad de pronunciarse o aventurar a pronósticos sobre el número de licencias, técnicas de pesca o contraprestaciones económicas al país del magrebí.