Ozoncas revoluciona la depuración de las aguas y orgánica en centrales hortofrutícolas

La función del sistema es transformar el oxígeno en ozono y aplicarlo en las balsas de tratamiento o lavadoras de fruta. La empresa desarrolló un novedoso sistema generador de ozono para degradar residuos químicos en frutas y hortalizas.

 

El ozono es la base operativa de Ozoncas, una empresa castellonense que centra su actividad en la distribución y mantenimiento de equipos desarrollados con tecnología propia para la desinfección y el tratamiento de agua y en sectores industriales como el azulejero, alimentario o agrícola. La tecnología propia de la firma es de aplicación a distintos sectores industriales. En el campo de las centrales hotofrutícolas, Ozoncas puso en el mercado un innovador sistema de depuración de aguas. Las centrales hortofrutículas utilizan productos fitosanitarios en los tratamientos postcosechas para alargar la vida comercial y evitar pudriciones en los cítricos. Las aguas que proceden de estos tratamientos deben gestionarse de forma adecuada conforme a las exigencias legales que establece la entidad pública de saneamiento de aguas residuales (EPSAR) para este tipo de vertidos.

En el tratamiento de reducción de materia orgánica y degradación de químicos, Ozoncas ha diseñado un sistema completo a partir de un equipo de ozono, un tratamiento limpio, económico y muy eficaz al no necesitar ningún consumible ni gestor de aguas residuales.

La función del generador es transformar el oxígeno del aire en ozono aplicándolo en el agua residual de las balsas de tratamiento, ‘drencher’ o lavadoras de la fruta obteniendo una alta oxidación para la reducción de materia orgánica y pesticidas, de forma que la concentración de estos se reduce significativamente cumpliendo los niveles establecidos por EPSAR.

Leer artículo completo en El Periódico Mediterráneo