Nueve entidades denuncian el Plan Hidrológico balear ante la Comisión Europea

Nueve entidades han presentado una denuncia ante la Comisión Europea por el “flagrante incumplimiento” de la legislación europea por parte de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares y de España con la aprobación del Plan Hidrológico de las Islas Baleares de 2013. Amics de la Tierra, ATTAC Mallorca, la Sociedad de Historia Natural de las Baleares, Ingeniería sin Fronteras de las Islas Baleares, el GOB, la Asociación de Licenciados en Ciencias Ambientales de Baleares (ALCAIB), la de Geólogos, el Colegio Oficial de Biólogos de las Islas Baleares y la Asociación de Agentes de Medio Ambiente de Baleares son quienes han planteado la denuncia.

 

Agroinformacion.com05072013_75902

 

Las entidades explican en un comunicado que el Plan Hidrológico aprobado en 2013 por el Govern, modificaba “después de un proceso viciado”, el aprobado en 2011 por el Consejo Balear del Agua y el Consejo Nacional del Agua, con “el objetivo claro de responder a intereses concretos de sectores que ven positiva la desrregulación y falta de control en la extracción y explotación de dicho recurso”.

Rechazan que el plan se modificara después de que el aprobado en 2011 fuera fruto de un intenso proceso de participación pública de cuatro años de duración.

 

EVALUACIÓN AMBIENTAL
El Govern introdujo cambios sustanciales sin emprender un nuevo procedimiento de evaluación ambiental estratégica ni de participación pública, según rechazan las entidades en la nota difundida por el GOB.

Critican que los representantes de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio solo se reunieron con “los grupos afines de presión” y que se eliminaron parte de las alegaciones aceptadas en 2011 sin ningún tipo de justificación.

“Este procedimiento implica por tanto un fraude a la participación pública ya que, además, las nuevas alegaciones presentadas por las entidades y colectivos no han sido respondidas en esta segunda fase del supuesto procedimiento de participación”, denuncian las entidades que alertan además de las nefastas consecuencias que tendrá sobre los recursos hídricos de las islas.

Leer artículo completo en DIARIO DE IBIZA