Nueva borrasca: llueve sobre mojado

Las continuas precipitaciones y el anuncio de una nueva borrasca a partir de este jueves con abundantes lluvias en el tercio oriental peninsular y Baleares comprometen el cauce de los principales ríos españoles, que ya corren cargados y con riesgo de desbordamientos. Las zonas de mayor riesgo son aquellas que ya identifica el Sistema Nacional de Cartografía como “zonas inundables” y que se concentran a lo largo de los grandes ríos

Las continuas precipitaciones y el anuncio de una nueva borrasca a partir de este jueves con abundantes lluvias en el tercio oriental peninsular y Baleares comprometen el cauce de los principales ríos españoles, que ya corren cargados y con riesgo de desbordamientos. En la foto, vista del Guadalquivir bajo el puente romano de Córdoba este miércoles.

Las continuas precipitaciones y el anuncio de una nueva borrasca a partir de este jueves con abundantes lluvias en el tercio oriental peninsular y Baleares comprometen el cauce de los principales ríos españoles, que ya corren cargados y con riesgo de desbordamientos. En la foto, vista del Guadalquivir bajo el puente romano de Córdoba este miércoles.

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias alerta hoy por segundo día consecutivo del “peligro de desbordamiento de ríos” y recomienda “medidas de autoprotección”, sobre todo en las cuencas del Guadalquivir, Guadiana, Duero y Ebro.

La cantidad de agua acumulada en el subsuelo (nivel freático) y el nivel de los embalses, muchos muy cerca del cien por cien de su capacidad, complican la situación hidrológica actual, justo tras registrarse el récord histórico de precipitaciones acumuladas en el conjunto de España durante el mes de marzo, tres veces por encima de su valor medio.

Las zonas de mayor riesgo son aquellas que ya identifica el Sistema Nacional de Cartografía como “zonas inundables” y que se concentran a lo largo de los grandes ríos.

Esos mapas de peligrosidad se pueden consultar por internet, en la página del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que cuenta con un “visor” en el que se localizan por cuenca y provincia las áreas de riesgo.

El Ministerio ha precisado hoy que la situación de lluvias “relevantes” ha obligado a aliviar la carga de los pantanos, con desembalses en algunas cuencas.

“Estas decisiones se adoptan por motivos de seguridad y para evitar inundaciones mas graves y siempre después de estudiar los riesgos”, aseguran en una nota, en la que se recuerda que solo durante esta última semana se han recogido 2.078 hm3 en los embalses españoles, cuyo destino natural hubieran sido los ríos.

El riesgo por inundaciones ante la crecida del río Guadiana se centra hoy en la ciudad de Badajoz, donde se podrían producir pequeños desbordamientos que afectarían construcciones agrícolas e industriales.

Preocupa la zona del río Caya, en la frontera con Portugal y la situación de aislamiento de una familia de ocho personas, en Rincón de Caya, que aún no han podido ser rescatados.

El Guadiana ha provocado otras inundaciones a lo largo de la provincia de Badajoz como consecuencia del desembalse de las presas de La Serena, Orellana y Zújar, tras las últimas jornadas de lluvia.

En Barbaño, localidad de Montijo (Badajoz), más de 600 vecinos han sido evacuados ante el riesgo de inundaciones por la crecida del Guadiana, y aunque está controlada, no podrán regresar a sus casas hasta que se registre una notable bajada del río.

Más complicada ha resultado la gran crecida del cauce del río Azuer, primer afluente del Guadiana, a su paso por la localidad ciudadrealeña de Daimiel, cuyo Ayuntamiento ha adoptado medidas “excepcionales” para evitar que el agua entre viviendas, equipamientos municipales e incluso una zona industrial.

El río recibe 35 metros cúbicos por segundo desde la presa de Puerto Vallehermoso, además de las aportaciones del arroyo Alhambra.

En Zamora, el caudal del río Duero ha experimentado un descenso y su afluente, el Pisuerga, se mantiene estable en Valladolid, por donde pasaba hoy con unos 662 metros cúbicos por segundo, una cantidad algo mayor a los 625 de el martes a media tarde.

Aguas abajo, el Duero alcanzaba cerca de 1.150 metros cúbicos de agua por segundo y en su tramo final en Castilla y León, en la zona salmantina de Saucelle, en la frontera con Portugal, corría con unos 2.202 metros por segundo.

El caudal del río Ebro registraba a última hora de hoy una situación de normalidad a su paso por Logroño, con una velocidad del agua de entre 500 y 700 metros cúbicos por segundo.

EFEverde