Miles de personas marchan en defensa del Delta del Ebro

Los integrantes de la Plataforma en Defensa del Ebre se afanaban la noche del sábado en sacar el polvo a la tubería metálica que forma un nudo, el símbolo con el que desde hace más de una década luchan contra sucesivos planes hidrológicos que amenazan la desembocadura del río. El nudo volvió este domingo a la calle.

 

1396177108_251783_1396190799_noticia_normalMiles de personas se manifiestan contra el plan hidrológico del Ebro. / JOSEP LLUÍS SELLART

 

Esta vez recorrió en manifestación los 2,5 kilómetros que separan Sant Jaume d’Enveja y Deltebre seguido por miles de personas, cruzando el río por el puente Lo Passador, contra el plan aprobado por el Gobierno español en febrero que prevé captar agua para regar más de de 440.000 hectáreas y la construcción de más de 35 nuevos pantanos río arriba: unas medidas que supondrían una reducción del cabal y el arrastre de sedimentos que amenazaría seriamente el Delta. El lema de la cabecera: “El Ebro sin caudales es la muerte del Delta”.

Tras el nudo y la pancarta de la plataforma desfilaron los alcaldes de la zona, los candidatos a las elecciones europeas de CiU, ERC e ICV y líderes de partidos como los presidentes de Esquerra, Oriol Junqueras, o de los ecosocialistas, Joan Herrera. Pero el grueso de la marcha lo integraron miles de ciudadanos anónimos de los dos lados del río en el Delta, además de manifestantes llegados en autobuses de río arriba (Amposta, Tortosa, Flix, Xerta, Zaragoza…), Barcelona, e incluso del Pirineo, como de Yesa, donde parte de la población se opone a la ampliación del pantano.

Bajo un cielo que amenazaba lluvia pero que finalmente respetó la manifestación, ésta transcurrió en un ambiente festivo donde la música la pusieron bandas y grupos de percusión. Los participantes corearon consignas como el ya clásico “No al trasvassament, lo riu es vida!” o “¡Ni una gota, ni una gota, ni una gota más!” y “Volem un cabal digne”.

Leer artículo completo en diario EL PAIS