México.- Implementó UAEM Sistema para tratar aguas residuales

Contempla la rehabilitación de un total de 11 sistemas en diferentes municipios, que beneficiará cerca de 80 mil mexiquenses

 

 

Investigadores del Centro Interamericano de Recursos del Agua (CIRA) de la Universidad Autónoma del Estado de México y autoridades del Ayuntamiento de Acambay pusieron en funcionamiento el segundo Sistema de Tratamiento de Aguas Residuales de la entidad, resultado del trabajo de investigación “Estudio para optimizar el tratamiento de aguas residuales municipales mediante el desarrollo y aplicación de un modelo innovador de lagunas de estabilización”, financiado por el Fondo Institucional de Fomento Regional para el Desarrollo Científico, Tecnológico y de Innovación (FORDECyT) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT) y el  Gobierno del Estado de México.

El trabajo de investigación, encabezado por el coordinador del CIRA, Carlos Solís Morelos, contempla la rehabilitación de un total de 11 sistemas en los municipios de San Felipe del Progreso, Acambay, Almoloya del Río, El Oro, Jiquipilco, San Antonio La Isla, San Bartolo Morelos, Texcalyacac y Santa María Rayón, en los que mediante la aplicación del modelo desarrollado se beneficiará a cerca de 80 mil mexiquenses.

Solís Morelos refirió que el primer sistema rehabilitado fue el de San Felipe del Progreso y detalló que a través de un convenio de colaboración con el Ayuntamiento de Acambay, que aportó más de 150 mil pesos, se concluyó la etapa de rehabilitación del segundo.

Explicó que los trabajos en Acambay consistieron en la limpieza de dos reactores UASB, dos lagunas primarias y dos lagunas facultativas, de las cuales se extrajeron 20 mil m3 de lodo; de igual manera, se llevó a cabo la sobreelevación de 40 cm. del tirante de agua en las lagunas; el cambio de tuberías en el reactor UASB, para la extracción de lodos; la adecuación de tuberías en las entradas de las lagunas primaria y facultativa, para generar un flujo uniforme; el relleno de los lechos de secado de lodos, y el cambio de filtros en los lechos de secado, entre otros.

Además, a diferencia del puesto en marcha en San Felipe del Progreso, agregó el universitario, se realizaron innovaciones significativas que permitirán un mayor aprovechamiento de esta planta tratadora, donde se está construyendo un área especial para la recuperación de los lodos solidificados, cuyos residuos son ricos en nutrientes y pueden servir como abono orgánico.

En este sentido, el investigador del CIRA detalló que una característica de este modelo innovador es que ofrece múltiples beneficios para el medio ambiente, ya que no sólo evita la concentración de malos olores, también permite la disminución de la emisión de gases, como el metano.

El secretario del Ayuntamiento de Acambay, Gabriel Benítez Villaverde, agradeció el trabajo de la Máxima Casa de Estudios mexiquense, a través del CIRA, en beneficio de la población de este municipio; “mediante este proyecto universitario se beneficiará a una población superior a los nueve mil habitantes y se tratará un caudal promedio de 17 litros por segundo, lo que constituye una acción real, mediante la cual la UAEM participa directa y activamente en el saneamiento del Río Lerma”, señaló el servidor público.

El agua tratada será destinada a los sistemas de riego de la zona cercana a la planta de tratamiento, misma que no ocasionará ningún problema a las siembras y no es perjudicial para la salud humana, puntualizó Gabriel Benítez Villaverde.

Las dos plantas rehabilitadas benefician a casi 18 mil mexiquenses y tratan un caudal de alrededor de 32 litros por segundo, indicó el investigador de la Autónoma mexiquense; manifestó que en la siguiente etapa del proyecto se validará la eficacia del sistema, a través del monitoreo sistemático de los efluentes de entrada -aguas servidas con desechos sólidos, líquidos o gaseosos que son emitidos por viviendas o industrias-, reactor UASB y las lagunas primaria y facultativa.

Carlos Solís Morelos enfatizó que este modelo, diseñado en la UAEM, se puede hacer extensivo al ámbito nacional, tanto para comunidades que cuentan con sistemas de tratamiento ineficaces, como para aquellas que no los tienen.

Subrayó que se espera que otros municipios y organismos gubernamentales adopten estas medidas de saneamiento, con la finalidad de recuperar paulatinamente la calidad del agua del Río Lerma y consecuentemente, la calidad de vida de la población.

Fuente: Diario de Toluca