México.- Alguna comunidades indígenas carecen de agua potable

La escasez de agua para consumo humano y para riego es la mayor problemática que viven las comunidades indígenas del municipio, ya que aunque se han perforado pozos con elevadas inversiones, no se ha tenido éxito en la extracción del líquido, señaló el dirigente de los comuneros de Pamatácuaro, Óscar Reyes Márquez.

 

 

Algunas comunidades indígenas que carecen de agua están por encima de los dos mil 500 metros sobre el nivel del mar.

(Cambio- Michoacan) Indicó que con el paso de los años y con el mismo problema, han notado cómo de cada nueve pozos profundos que se han perforado en distintas comunidades, sólo uno tiene éxito.

Dijo que comunidades como San Isidro, San Benito, San Luis, Uringuitiro y Santa Rosa, de la municipalidad de Los Reyes, no son las únicas con el problema ya que, aseguró, en Michoacán un 40 por ciento de comunidades y localidades tienen estas circunstancias, sobre todo porque el pago de energía eléctrica para el bombeo es alto.

Reyes Márquez puntualizó que en el caso de Los Reyes, las comunidades sin agua están por encima de los dos mil 500 metros sobre el nivel del mar, por lo que se necesitan muchos bombeos para el abastecimiento de agua para consumo humano.

Explicó que comuneros de Pamatácuaro han analizado que la alternativa para poner una solución definitiva a esta antigua problemática es construir unas compuertas en los cañones que hay entre el Cerro de Patamban y San Isidro, para hacer unas represas y captar el agua de la lluvia.

Destacó que al hacer una presa con gran capacidad entre los cerros señalados, se vendría no sólo a resolver la escasez de agua para consumo humano en esta parte de la Meseta Purépecha, sino incluso se podrían abastecer de agua campos agrícolas en el municipio.

Remarcó que el impedimento para poder hacer dicha presa, es un decreto presidencial o acuerdo que se hizo entre estados como Querétaro, Guanajuato, Michoacán y Jalisco, donde se tiene vetada la construcción de presas.

Comentó que en su momento el veto del gobierno federal fue para garantizar la producción de la energía eléctrica, porque en ese tiempo la principal prioridad era la industrialización del país, de tal forma que trataron de asegurar que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) garantizara su uso del agua en el río Lerma y el Balsas.

Sin embargo, hoy en día “ese veto ya no es indispensable, porque la CFE y el mismo gobierno federal encontraron otras alternativas para la producción de electricidad que no dependen completamente del agua existente en los ríos”.

Lo que esperan en las comunidades indígenas es que a través de la iniciativa de los diputados federales de Michoacán, se gestione la liberación de algunos millones de litros de agua del Río Lerma para la Meseta Purépecha, como ocurrió en el 2010 para la zona de Tierra Caliente.

Finalmente manifestó que “no es posible que las comunidades de alta marginación en Michoacán donde difícilmente hay agua para consumo humano, sigan en la misma situación por un veto presidencial que de por sí ya es inoperante e innecesario”.

 

¿Quieres recibir esta y mucha más información de forma gratuita directamente en tu correo electrónico? Subscríbete en nuestro boletín digital