Más máquinas al cuidado del agua

Una de cada tres personas del mundo no dispone de agua suficiente para satisfacer sus necesidades diarias, según la OMS. Nos encontramos ante un recurso esencial para la vida que, sin embargo, cada vez es más escaso. Es precisamente ante la adversidad que las soluciones tecnológicas cobran toda su sentido.

 

13939597748456Una de las innovacionex expuestas en SMAGUA 2014 / EFE

 

En el caso de la gestión del agua, el XXI Salón Internacional del Agua y del Riego -y XI Salón del Medio Ambiente– es el mejor anfitrión para ideas internacionales que pretenden ayudar a solucionar este problema del que ningún país del mundo puede inhibirse. Ayer mismo se inauguraba este salón, que extiende sus sesiones hasta el viernes y que reúne en su sino, la Feria de Zaragoza, a profesionales del sector de 35 países que controlan más del 65% del agua dulce del mundo.

La expectación ha girado en torno a las primeras jornadas técnicas que podían encontrarse en la feria y que trataban de nuevas dimensiones en la productividad y, más concretamente, de la automatización y control en instalaciones de agua, donde estuvieron presentes, entre otros, Juan Ramón Ruiz Salmón, del departamento de Construcción de Acciona Agua, el encargado de arrojar cifras sobre cómo la automatización genera ahorro pero también da retorno de la inversión incluso en menos de dos años.

Además, Toni García, responsable de Process Automation de Festo, habló de la automatización inteligente en el control de los componentes neumáticos, en una charla donde expuso las ventajas de una tecnología que produce energía «fácil de transportar, almacenar, controlar y reparar», en palabras de García.

Es precisamente este licenciado en Automática y Electrónica Industrial por la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) quien, en entrevista con INNOVADORES, confiesa que, en su opinión, España “exporta más tecnología y automatización que la que aplicamos en nuestras plantas”, un factor que atribuye a que aquí “los proyectos son más ajustados”.

La jornada de ayer giró en torno a cómo la tecnología puede ayudar a mejorar la gestión y productividad de las infraestructuras hidráulicas, repercutiendo en el ahorro de hasta un 40% siempre que se apliquen en todas las fases de la instalación: ingeniería, producción y servicios.

Como apuntan la organización de la jornada, Tecnoaqua, también las Administraciones públicas se preocupan por estos hechos, por lo que los Presupuestos Generales han establecido para 2014 una partida de 1.429 millones de euros destinada a infraestructuras hidráulicas, un 32,8% más respecto al año anterior.

Leer artículo completo en diario EL MUNDO