‘Manual Práctico de Balsas Agrícolas’ para la provincia que tiene la mitad de las que hay en Andalucía

José Manuel Ortiz presenta un manual práctico para mejorar el funcionamiento de las 16.000 balsas agrícolas y potenciar sus valores ecológicos

 

(noticiasdealmeria) José Manuel Ortiz, delegado territorial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, ha presentado este mediodía el ‘Manual Práctico de Balsas Agrícolas’, un libro de gran utilidad, editado por la Junta de Andalucía, que de forma didáctica ofrece a los agricultores y ganaderos información básica para mejorar el funcionamiento de sus balsas de riego, la calidad de sus aguas y potenciar sus valores ecológicos, ya que incluye una serie de consejos de buenas prácticas para disminuir los posibles impactos negativos.

La presentación de este libro ha tenido lugar en un acto en el que se han presentado también los seminarios sobre ‘Política Europea de Medio Ambiente. Gestión ambiental del agua en la agricultura’, que organiza el Centro Andaluz de Evaluación del Cambio Global (CAESCG) en colaboración con cinco comunidades de regantes y usuarios del agua de la provincia de Almería. En el acto han estado también el vicerrector de Investigación de la Universidad de Almería, José Luis Martínez Vidal, y el director del CAESCG, Hermelindo Castro.

El delegado de la Junta ha destacado la importancia de este manual, sobre todo en una provincia como Almería, que, con unas 8.500 balsas, concentra la mitad de toda la Comunidad, según el último ‘Inventario de Balsas de Andalucía’ elaborado por la Agencia Andaluza del Agua.

Más allá de la gran importancia que estas infraestructuras tienen para la agricultura, Ortiz ha manifestado que “en un territorio, como el almeriense, donde los ecosistemas como los lagos y lagunas son muy escasos, las balsas ejercen una importante papel en la conservación de la biodiversidad, ya que permiten la proliferación de humedales artificiales que en muchas ocasiones son colonizados por especies acuáticas de interés, pero que a veces también son zonas donde se refugian especies exóticas invasoras que provocan un impacto negativo sobre a las comunidades biológicas originales y que afectan a la calidad del agua y a su aprovechamiento, interfiriendo la actividad productiva”.

Aunque los agricultores almerienses son grandes conocedores de estas infraestructuras y saben muy bien lo que es mejor para sus explotaciones, con este manual, según Ortiz, “se trata de trasladar al sector agrícola y ganadero los conocimientos aplicados que nos ofrece la ecología para mejorar el diseño y gestión de las balsas y avanzar en un uso integrado más sostenible, económico y armonioso con el medio ambiente”.

El libro, a juicio del delegado de la Junta, “es un ejemplo de la máxima de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de que conservación y desarrollo son dos caras de la misma moneda, y de que la conservación carecería de sentido fuera de la dimensión humana. El Manual de Balsas intenta avanzar en este camino en el que Naturaleza y Agricultura van de la mano”.

Dudas y respuestas

Precisamente por esto, por la gran importancia que tienen estas infraestructuras para nuestra agricultura y nuestro entorno, es por lo que el delegado de la Junta considera acertado y útil el ‘Manual’, que además de otros contenidos, ofrece al agricultor y al ganadero información básica sobre el funcionamiento de las balsas, los principales parámetros que regulan la calidad del agua, las medidas para la mejora ambiental, y hasta un decálogo de buenas prácticas.

Asimismo, el libro responde a algunas de las preguntas y dudas más frecuentes, como es la conveniencia o no de cubrir las balsas; si son deseables las algas filamentosas; o si es bueno o no dejar la vegetación acuática sumergida, o tener aves en la balsa.

 

¿Quieres recibir esta y mucha más información de forma gratuita directamente en tu correo electrónico? Subscríbete en nuestro boletín digital