Manipulan la estructura molecular del agua para ahorrar en riego

Una empresa mexicana ha desarrollado un dispositivo de magnetización del agua que reorganiza su estructura molecular y altera sus propiedades físicas, eliminando el agua que pudiera contener en su estado natural, y aumentando de ese modo su permeabilidad en el suelo. La principal ventaja es que reduce el gasto de agua de riego.

 

 

6078522-9072214Molécula de agua magnetizada./ Fuente: AlphaGalileo.

 

Una empresa mexicana ha desarrollado un dispositivo que reorganiza la estructura molecular del agua a través de magnetización, alterando así sus propiedades físicas.

El resultado, conocido comercialmente como agua estructurada, hexagonal o biofotónica, puede emplearse para optimizar la producción agrícola.

Gerardo Patiño Sánchez, director comercial de Movagro, empresa que diseñó el dispositivo denominado Less Salt, explica en una información de la plataforma Investigación y Desarrollo (ID) divulgada a través de AlphaGalileo que gracias a esa tecnología es posible reducir el consumo de agua destinada a los riegos.

“Al magnetizar el agua son eliminados los gases que pudiera contener en su estado natural. Ese factor aumenta su permeabilidad en los suelos, y consecuentemente redunda en la eficiencia del riego”, detalló el empresario.

De acuerdo con Patiño Sánchez, diversas pruebas han demostrado que el dispositivo Less Salt provoca un ahorro de hasta el 20 por ciento de agua requerida para el riego. Cabe destacar que, aunque este ahorro pueda parecer poco significativo, el 70 por ciento o más del agua que se consume en México está destinada a la agricultura.

El empresario señala que la tecnología Less Salt también aumenta el rendimiento del cultivo de diversos productos agrícolas. Por ejemplo, algunos estudios han demostrado que el agua magnetizada provoca el crecimiento de plantas como las lentejas o el garbanzo hasta en un 150 por ciento, en comparación a su tamaño natural. Otro estudio señala que frutos como el melón mejoran tanto su tamaño como su contenido de azúcar al ser regados con ese tipo de líquido.

Diversos estudios científicos coinciden en que la estimulación de productos agrícolas mediante agua magnetizada se origina porque ese líquido provoca un aumento de moléculas cuya función es absorber la luz y dar un color a las plantas (pigmentos fotosintéticos), como la clorofila que da el color verde a algunas especies. Además, se cree que las nuevas bandas de proteínas que se forman en las plantas que son tratadas con agua magnética, son responsables de un mayor crecimiento.

Leer artículo completo en TENDENCIAS 21