El MAGRAMA presenta los avances del Plan General frente a Inundaciones del Alto Guadalentín (Murcia) en el primer aniversario de la riada de San Wenceslao

Se están construyendo un centenar de diques de laminación en la cabecera de la presa de Puentes, se está ejecutando el deslinde de la rambla de Biznaga, y ya se han adjudicado los estudios geotécnicos de las nuevas presas de tres ramblas. También se han ampliado los puntos del control del SAIH en la cuenca y se han mejorado y modernizado los elementos de seguridad de los embalses de cabecera de los ríos Segura y Mundo

 

 

130927 Aniversario riada San Wenceslao_tcm7-298828El MAGRAMA presenta los avances del Plan General frente a Inundaciones del Alto Guadalentín (Murcia) en el primer aniversario de la riada de San Wenceslao

 

La Confederación Hidrográfica del Segura del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) ha presentado hoy los avances del Plan General de Defensa frente a Inundaciones del Alto Guadalentín (Murcia), coincidiendo con en el primer aniversario de la riada de San Wenceslao, que golpeó esta comarca el 28 de septiembre del pasado año causando la muerte de cinco personas además de cuantiosos daños materiales.

El presidente del Organismo de cuenca, Miguel Ángel Ródenas, ha visitado hoy Lorca y, tras recordar a las víctimas de la tragedia, ha destacado el papel jugado hace un año por las infraestructuras de defensa que, “a pesar de la gravedad de los ocurrido, evitaron que hoy estuviéramos hablando de un desastre mucho mayor”.

Ródenas, acompañado del alcalde de Lorca, Francisco Jódar, ha asistido al inicio de los trabajos de construcción de un centenar de diques que jalonarán la rambla del Salero y el río Luchena, en la cabecera del pantano de Puentes de Lorca, contemplados en el Plan General de Defensa frente a Inundaciones puesto en marcha tras la riada. Unos trabajos en los que se están invirtiendo 1,2 millones de euros, cofinanciados por los fondos Feder europeos, con el objetivo de frenar la fuerza de las aguas que discurren hacia la presa lorquina cuando se producen lluvias torrenciales.

El presidente de la CHS ha avanzado que, tras esta actuación, tienen previsto acometer los trabajos de recuperación del cauce del río Luchena, afectado gravemente por la erosión de las corrientes torrenciales. “Ambas obras servirán para hacer más efectivo el control de las avenidas en la cabecera de Puentes, disminuir el arrastre de sedimentos y la fuerza con la que el agua llega al pantano”, ha explicado.

ACTUACIONES

Por otro lado, ha recordado que se han iniciado recientemente los trabajos de deslinde de la rambla de Biznaga, otro de los proyectos incluidos en el plan y uno de los de mayor demanda social. Con esta actuación, que cuenta con un presupuesto de 228.000 euros, se conseguirá el drenaje de la gran llanura del campo lorquino, que permaneció inundada varias semanas después de la riada a causa de la pérdida de su cauce natural.

Además, ha recordado que el MAGRAMA va a invertir 2,2 millones de euros en las tareas de acondicionamiento de los ríos María y Chico, que se incluyen respectivamente en el sistema de las presas de Valdeinfierno y Puentes, completando así la mejora de la defensa contra avenidas en la cabecera del Guadalentín.

Por otro lado, la CHS está a punto de finalizar la construcción de once grandes diques en la cabecera de la rambla de Nogalte que laminarán las avenidas que afectan a las poblaciones almerienses de Vélez Rubio, Pulpí y Cuevas de Almanzora en Almería y Puerto Lumbreras y Lorca en Murcia. Los trabajos han tenido un coste de 4,6 millones de euros, cofinanciados con fondos Feder.

De forma simultánea al desarrollo de estos trabajos,la Confederación ha elaborado unos mapas de peligrosidad de zonas inundables asociadas a avenidas en la totalidad de la cuenca del Segura, un instrumento fundamental para la administración del territorio, y para planificar la gestión futura del riesgo de inundación. Se han estudiado y cartografiado 1.285 kilómetros de cauce, entre ellos una de las zonas más desarrolladas ha sido la afectada por la riada de San Wenceslao.

NUEVAS PRESAS DE LAMINACIÓN

Por otro lado, han comenzado ya los estudios geotécnicos para averiguar la viabilidad técnica y los posibles beneficios que acarrearía la construcción de una serie de presas situadas junto a las ramblas que vierten al Guadalentín. En concreto ya han comenzado los trabajos relacionados con las presas de las ramblas de Nogalte, La Torrecilla y Béjar, a los que seguirán los de las presas del Estrecho y Lébor, y las del Puntarrón y Las Moreras.

Por último, en su lucha por la prevención de los efectos causados por las inundaciones, la CHS ha ampliado los puntos de control del Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH), un conjunto de sensores interconectados que facilitan el control a tiempo real de los cauces y embalses de la cuenca.

Así, se han instalado diez nuevos puntos de control, en distintas presas de laminación. Tras esta ampliación, el sistema cuenta con 130 puntos de control y 257 puntos de medición que permiten controlar más de mil variables telemáticamente.

Además, la Confederación ha invertido 3,7 millones de euros en el mantenimiento y la modernización de los elementos de seguridad y los órganos de desagüe en los embalses de cabecera de los ríos Segura y Mundo para mantener la operatividad de estas grandes presas.

CUATRO MILLONES EN REPARACIÓN DE CAUCES

Además, la CHS ha invertido alrededor de 4 millones de euros en las reparaciones de urgencia que se realizaron en los cauces de ríos y ramblas nada más terminar la riada, para garantizar la capacidad hidráulica ante nuevas precipitaciones.

MAGRAMA