“Los representantes de Castilla-La Mancha ya no se oponen como antes a trasvasar para riegos”

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) ha autorizado este miércoles un trasvase máximo en la cabecera del Tajo de hasta 101,7 hectómetros cúbicos para el próximo trimestre, lo que supone un 11,4 por ciento menos que la última cantidad trasvasada en junio de este año, que fue de 114 hectómetros. La noticia ha caído de forma muy distinta en Castilla-La Mancha y en Murcia.

 

Acueducto del Trasvase Tajo-Segura

(diariocritico) Esta decisión ha sido aprobada por parte de la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura en un encuentro celebrado en sede ministerial, en donde se ha acordado que, de esos 101,7 Hm3, hasta un máximo de 29,7 Hm3 serían para abastecimientos y el resto para los riegos en las zonas regables servidas con aguas del acueducto Tajo-Segura.

En junio de este año, la cantidad destinada para este fin era similar, al acordarse que hasta un máximo de 30 Hm3 de los 114 que se trasvasaron fueran para abastecimientos y el resto para riegos en las zonas regables servidas con aguas del acueducto Tajo-Segura.

Además, ha señalado que este volumen de agua disponible se mantendrá en los embalses de Entrepeñas (Guadalajara) y Buendía (Cuenca) y se trasvasará en función de la demanda.

El acuerdo alcanzado ha estado marcado por el hecho de que el año hidrológico 2011-2012 ha sido el más seco de la serie histórica registrada en el Sistema Entrepeñas-Buendía, con 100 años registrados, ha señalado el Magrama.

Por ello, Ministerio y usuarios han coincidido en la necesidad de lograr el máximo ejercicio de ahorro en el uso del agua, así como en la importancia de conseguir la máxima colaboración para alcanzar acuerdos entre los organismos gestores del agua y los usuarios.

La demanda se programará mensualmente

Además, se ha acordado que la demanda será programada mensualmente, por lo que los usuarios solicitarán cada mes a la Confederación Hidrográfica del Segura del Ministerio (CHS) el volumen de agua necesario para ese período, que se servirá en función de esas demandas reales, controlándose por parte de la CHS que, pasado el período de vigencia de esta decisión de la Comisión, emitirá informe sobre las programaciones que se hayan llevado a cabo así como sobre los usos y utilización del agua.

También se ha decidido que, en caso de que se tuviese que interrumpir el envío de agua por necesidades de realizar obras de reparación o por otros motivos, se pondrán de acuerdo las Confederaciones Hidrográficas del Tajo, del Júcar y del Segura para enviar por adelantado los volúmenes de agua que correspondieran al tiempo estimado para la duración de los trabajos o de paralización del transporte de agua.

Los municipios ribereños lo califican de “dramático”…

El presidente de la Asociación de Municipios Ribereños de los embalses de Entrepeñas y Buendía, Antonio Luengo, ha calificado de “lamentable y dramático” el nuevo trasvase.

Según ha señalado Luengo  dada la situación que ahora mismo tiene la cabecera del Tajo –591 hectómetros, el 23,8 por ciento de su capacidad total– esta nueva aprobación “significa en la practica dejar sin agua a los pantanos y condenarnos a una situación de deterioro económico y ecológico”.

Luengo ha lamentado “la normativa que permite esta clase de aprobaciones siempre que Entrepeñas y Buendía embalse más de 240 hectómetros cúbicos y ha calificado esa norma como un absurdo”.

En ese sentido, ha recordado que este martes ha mantenido una reunión con el presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo, y “pensaba que él iba a pelear más porque dijo que le parecía que los pantanos estaban deteriorados y que era una situación que no se podía permitir porque ya no había agua”. “Llegué a la conclusión de que podríamos esperar que se limitase mucho un nuevo trasvase, pero no ha sido así”, ha aseverado Luengo.

Además, el presidente de los Municipios Ribereños ha criticado la resolución adoptada por el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente “si se tiene en cuenta que la Cuenca del Segura tiene más agua de la que ha tenido siempre”.

“No podemos entender que se siga trasvasando y, sobre todo que se siga trasvasando agua para regadío cuando si las cosas siguen así nos podemos encontrar con una falta de abastecimiento como ha ocurrido este verano en los pueblos Ribereños y por eso es inaceptable  que se siga trasvasando agua para regar cuando a nosotros nos dejan sin agua para beber”, ha afirmado Luengo.

Finalmente, ha señalado que no entiende como la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, “no se oponga definitivamente a estas situaciones de esquilmación y de deterioro del sistema de agua de Castilla-La Mancha”.

…Y los regantes del trasvase, “razonablemente satisfechos”

 

Mientras, el presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats), José Manuel Claver, se han mostrado conforme con el trasvase de la cabecera del Tajo autorizado este miércoles por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y ha afirmado que los regantes podrán salir adelante este trimestre “ajustándonos lo máximo posible”.

Claver ha explicado que él ha salido”razonablemente satisfecho de la reunión” que ha tenido lugar en Madrid y en la que se ha aprobado un trasvase de 101,7 hectómetros cúbicos, de los hasta un máximo de 29,7 Hm3 serían para abastecimientos y los 71 restantes para los riegos en las zonas regables servidas con aguas del acueducto Tajo-Segura.

En este sentido, ha especificado que los 71 hectómetros cúbicos para regadío es una cantidad “un poco menor de los 114 que el Sindicato había pedido, y que se corresponde con la cifra que marca la regla de explotación del acueducto”.

De todas formas, la directora general del Agua del Ministerio, Liana Ardiles, que afrontaba su primera reunión, ha pedido a los regantes “un grado de prudencia habida cuenta de la situación de los embalses de cabecera que, aunque permitía la aplicación estricta de la regla de explotación, no cabe duda que están cayendo”.

Claver ha remarcado que la reunión ha transcurrido en un clima “cordial y sin problemas”. Entre los participantes se encontraban los representantes de la cuenca del Tajo; del Guadiana; de las Aguas Mediterráneas de Andalucía; y de las comunidades autónomas de Murcia, Valencia, Castilla-La Mancha, Madrid y Extremadura, entre otros.

En concreto, el presidente del Sindicato ha destacado que el representante del Gobierno castellano-manchego “ha estado en su sitio, pidiendo mucha prudencia”.

Claver ha indicado que “todo el mundo ha pedido prudencia” y, en particular, los representantes de la cuenca cedente. No obstante, señala que el caudal desembalsado se corresponde con la cifra que habían considerado adecuada los representantes de la cuenca del Tajo.

Además, los regantes han querido demostrar que “no estamos siempre pidiendo hasta la última gota, sino que somos flexibles porque la situación es adversa y nos amoldamos a las circunstancias”, ha señalado Claver.

Los representantes de CLM no se oponen “como antes” al agua para riego

En este sentido, Claver explica que ha habido un cambio de actitud en los representantes castellano- manchegos, que antes “se oponían tajantemente al agua para riego y sólo aceptaban el trasvase de agua para beber”, por lo que las reuniones de la Comisión Central de Explotación “transcurrían siempre en un clima muy difícil, casi irrespirable y siempre con muchísima tensión”.

No obstante, Claver ha pedido al Ministerio que se recuperen “los desembalses por cómputos anuales” como se hacía antes, en lugar de trasvasarse “de forma trimestral”. La directora general se ha mostrado un poco sorprendida a este respecto, pero ha afirmado que va a estudiar esta posibilidad y “ya dará la respuesta”.

El PSOE pide a Cospedal que “se oponga” al trasvase

El  secretario de Agua de la Ejecutiva regional del PSOE de Castilla-La Mancha, Antonio Luengo, ha pedido a la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, que se oponga “frontalmente” al trasvase y lo recurra “como gesto político”.

Luego ha denunciado que “se llevan 102 hectómetros cúbicos con los pantanos de cabecera al 23 por ciento, la mitad del agua que había embalsada en octubre de 2011”.

Por ello, ha pedido a Cospedal que trabaje para “cambiar una ley de hace treinta años que solo sirve para esquilmar el Tajo en beneficio del Levante”, al tiempo que ha calificado de “temeridad” este trasvase.

“Un nuevo trasvase que se aprueba cuando los pantanos de cabecera del Tajo están en una situación dramática, al 23 por ciento de su capacidad de agua embalsada, y la línea roja ha sido sobrepasada ampliamente”, ha argumentado.

Por este motivo, el responsable en materia hídrica de los socialistas de Castilla-La Mancha, ha preguntado a Cospedal “cuál ha sido su posición en esa comisión de explotación y su ha votado a favor o en contra”.

Luengo ha insistido en que el Gobierno de Castilla-La Mancha “debe recurrir este trasvase, no solo porque pueda ser ilegal, sino como gesto político para dejar claro que en esta tierra no estamos de acuerdo con este trasvase y con la manera en la que se ha venido gestionando”.

A su juicio, el Gobierno de Castilla-La Mancha “tiene la obligación de trabajar por cambiar una Ley, la del Trasvase, que está en vigor desde hace más de 30 años y que solo ha servido para esquilmar al río Tajo en beneficio del Levante”.

Prueba de ello, ha añadido, es que se trasvasen más de cien hectómetros cúbicos “a pesar de que el propio Ministerio ha reconocido en la Comisión de Explotación que el pasado año hidrológico 2011-2012 fue el más seco de toda la serie histórica en el sistema de los pantanos de Entrepeñas y Buendía”, ha concluido.