Los regantes del Duero exigen a la Junta que les garantice las ayudas

La Federación de Comunidades de Regantes de la Cuenca del Duero (Ferduero) ha rechazado hoy la revocación o suspensión temporal de las subvenciones a la modernización de los regadíos y ha exigido a la Junta de Castilla y León que garantice su mantenimiento.

 

Ferduero ha convocado hoy en Hospital de Órbigo (León) a las 29 comunidades de regantes de la Castilla y León que podrían verse afectadas por la suspensión o revocación de subvención de dos puntos en el tipo de interés de los créditos contratados para hacer frente a la modernización de sus regadíos, según han informado hoy fuentes de esta asociación.

Ha anunciado que primero apostará por la vía de diálogo, por lo que pedirán una reunión con la consejera de Agricultura de Castilla y León, Silvia Clemente, con el fin de que se mantengan dichas ayudas, pero han advertido de que, en caso de que no sea así, no descartan acudir a los tribunales.

Según dichas fuentes, esta ayuda quedaba reconocida en la adenda cuarta al convenio marco de colaboración firmado entre la Consejería de Agricultura y la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias (Seiasa) para la modernización de regadíos.

En la segunda cláusula se recoge que la Administración autonómica auxiliará los gastos financieros de las comunidades de regantes que mejoren sus instalaciones en dos puntos de interés respecto a las cantidades que aporten para la actuación de mejora como tarifa anticipada a SEIASA.

Este precepto figura en los convenios específicos rubricados entre la Junta y cada una de las comunidades de regantes y que ampara las 25 anualidades de amortización.

Ferduero ha lamentado que ahora la Consejería de Agricultura pretenda revocar esta subvención o suspenderla temporalmente durante al menos cuatro años, argumentando la complejidad de la coyuntura económica actual.

Los regantes han manifestado su temor a que si aceptan esta suspensión temporal no se vuelva a recuperar y que su beneficio, en el mejor de los casos, han puntualizado, haya sido de cuatro anualidades, porque la deuda de la Consejería con esta ayuda ronda los 4,5 millones de euros, según han cifrado.

Los número aportados por Ferduero reflejan una deuda de 332.000 euros correspondientes a la anualidad de 2009 con cuatro comunidades de regantes; 785.000 euros de 2010 con siete comunidades; 956.700 euros de 2011 con 18, y el total de lo consignado para 2012.

El impago de esta subvención supone a los regantes un incremento de la cuota anual de entre 30 y 60 euros por hectárea de media que, en el caso de los que no han percibido ayuda alguna desde 2009 puede llegar a 212,50 euros por hectárea, han asegurado.

Por eso, y porque como han recordado se trata de un compromiso adquirido por el Gobierno autonómico con el campo castellano y leonés, van a luchar para que se cumplan los acuerdos firmados, se abonen las subvenciones pendientes y se mantengan en las 25 anualidades pactadas.

La primera vía para exigir este compromiso a la Junta, según han dicho desde Ferduero, es el diálogo, por lo que han anunciado que solicitarán una reunión con la titular de la Consejería, Silvia Clemente, o con el propio presidente de la Comunidad, Juan Vicente Herrera.

Pero si la Junta no desiste en su intención de suspender o revocar esta ayuda, han sostenido que no descartan recurrir a los tribunales para defender unos intereses que han considerado legítimos.

Fuente: ABC