Los periodos poco lluviosos son los de mayor predominio en la provincia de Sevilla

La latitud en la que está Sevilla favorece los ciclos de sequía

 

El embalse de Melonares almacena más de 100 hectómetros cúbicos de agua, que aún no puede ser usada por falta de conducciones.

(diariodesevilla) La estadística habla por sí sola. Los ciclos secos predominan sobre los lluviosos. Los datos aportados por Emasesa sobre los años hidrológicos que se han sucedido desde 1942 demuestran que en siete décadas ha habido 30 cursos hidrológicos que se han mantenido con un nivel de aportación pluvial por debajo de los 200 hectómetros cúbicos anuales, mientras que los otros 20 sí han superado esta cantidad.

Por tanto, queda claro que años como el que acaba de terminar son más frecuentes en la provincia de Sevilla que los de abundante precipitaciones, mucho más esporádicos. La evolución del nivel de agua recogida por los pantanos que abastecen a la provincia de Sevilla constata que la mitad de los años en los que se han superado los 200 hectómetros, esta cifra se ha rebasado ampliamente, llegando a duplicarse.

Es lo que se ha denominado como “ciclos húmedos” y que se produjeron en los trienios 1961/62/63; 1976/77/78; y 1995/96/97. Recientemente también se ha vivido un ciclo de lluvias continuas, como fue el final de 2009, 2010 y primeros meses de 2011.

A estos ciclos les suelen seguir otros de más larga duración en los que el nivel de precipitaciones es mucho más reducido, llegándose, incluso, a situaciones de extrema sequía. El meteorológo José Antonio Maldonado precisa que “en una década predominan los años secos por encima de los lluviosos”, algo que no es nada extraño si se tiene en cuenta la latitud que ocupa la provincia de Sevilla. “El año hidrológico que ha concluido ha sido extremadamente seco, pero eso no es algo extraño en estas latitudes. Ya ha ocurrido bastante veces. Hay también periodos muy lluviosos, como el de 2010, pero esos suelen ser menos frecuentes”, explica el meteorólogo sevillano.

Por este motivo, una de las políticas desarrolladas por Emasesa en los últimos años ha sido la de concienciar a la ciudadanía sobre un consumo responsable del agua. “Ahorrar hasta en tiempos de bonanza”. Éste ha sido el lema con el que la empresa municipal ha hecho hincapié en el que el agua no es un bien ilimitado y que a épocas de abundantes precipitaciones han seguido otras de sequía, de ahí que en su facturación “premie” a los sevillanos que hacen un uso moderado del agua.

Respecto a la posibilidad de próximas lluvias, Maldonado subraya que en al menos siete días el agua no hará acto de presencia en la provincia, aunque todo apunta a que a finales de la próxima semana “cambia la situación” y un frente nuboso afecta al suroeste peninsular.